Las 35 mejores series españolas de la década (Número 8)

Llegamos a la recta final del ranking de Las 35 mejores series españolas de la década. Hoy toca ver quién ocupa la octava posición.

8. Cuestión de sexo

Esta comedia supone el mayor acierto de Cuatro en cuanto a ficción se refiere, lo cual tampoco es decir demasiado. ‘Cuestión de sexo’ fue una comedia divertida y fresca que nos trajo a un grupo de personajes bien construidos y ejecutados por sus actores de tal manera que se producía una química bastante buena entre ellos. La serie giraba en torno a las relaciones sentimentales de tres parejas, Diego y Alba, recién separados; Elena y Gabi, la mandona y el Peter Pan; y Óscar y Verónica, con una relación de profundo amor-odio; los cuales se juntan todas las semanas a comer fideuá. Y tenemos además otros personajes, como la hija de Diego y Alba o el gran Gonzalo interpretado por Gorka Otxoa, eterno alumno de autoescuela de Diego y enamorado platónicamente de su hija.

Fue una comedia divertida que, por fin, se salió de la clásica estructura de dramedia españolada con abuelos y niños, y afrontó con inteligencia el tema de las relaciones de pareja con un guión bastante solvente, y apoyado con un conjunto de actores de buen nivel y con gracia para la comedia.

Willy Toledo estaba muy bien, especialmente en las escenas con Gorka Otxoa en el coche de la autoescuela que dieron grandes momentos, pero también con Pilar Castro. La relación que más me gustaba era la de Gabi y Elena, él siempre con tantos pájaros en la cabeza y ella con sus manías y la esperanza de centrarlo, mientras que mi personaje favorito siempre fue Vero, con ese punto sarcástico y de mala leche. La trama-misterio de ella empezó muy bien, aunque degeneró un poco. También es destacable la aportación de Diego Peretti en la segunda temporada, interpretando al típico psicólogo argentino sí, pero de una manera tan divertida que valió la pena.

Además la serie nos regaló promos muy buenas como ésta con estilo Amo a Laura.

No obstante, su pésima tercera temporada juega en su contra. Tras la marcha del personaje de Vero, el mejor de todos, la serie perdió mucho, pero es que además la nueva vuelta de tuerca de la relación de Alba y Diego, con hermano de por medio, ya cansaba, el viñedo sobraba y los personajes solteros también. Descalabraron la serie en una tercera temporada que dejé de seguir y que casi prefiero obviar.

Aun así, la serie mereció la pena, fue divertida, original y nos regaló muy buenos momentos de entretenimiento televisivo.

Mañana, descubrimos el número 7.

4 comentarios

  1. Aix Álvaro, qué intrigada me tienes. Encima, con cliffhangers y todo :p Esta tampoco la ví, pero cuando entrevisté a Gorka Otxoa me habló de ella y me dijo que se o pasaba genial haciéndola.

  2. jajaja ¿entrevistaste a Gorka Otxoa? Qué guay! ¿A qué te dedicas?

  3. Soy periodista aunque ahora no trabajo en ningún medio de comunicación. Gorka me pareció muy simpático, una pena que al final es espectáculo que iba a hacer se canceló.

  4. Anda! no lo sabía, qué bien :)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: