¿Porqué no ha cuajado ‘Estas no son las noticias’?

estasnosonlasnoticiasLlevaba bastante tiempo queriendo hablar de ‘Estas no son las noticias’, y qué mejor razón para hacerlo que ahora que salta la noticia de su inminente cancelación en las tardes de Cuatro. El programa no ha dado un buen rendimiento en su franja y, por el momento, se retirará mientras se busca dónde reubicarlo.

En esta entrada analizaré las claves que le han podido llevar al fracaso, así como posibles soluciones para el futuro del programa.

La historia de ‘Estas no son las noticias’ comienza, como muchas otras, cuando un programador de Cuatro decide saltarse la regla de oro: “si un programa funciona, ¡no lo toques!”.

Cuatro tenía en sus late nights ‘Noche Hache’, un programa al más puro estilo de los late night shows americanos presentado por Eva Hache, a la cual acompañaban un grupo genial de colaboradores formado por Quequé, Marta Nevot, Ricardo Castella, Julián López, Javier Coronas y Fernando Gil. A mí personalmente el único que no me gustaba era este último. El programa obtenía noche tras noche medias entre el 10 y el 12% de share, muy por encima de la cadena.

El quid de la cuestión está en que Cuatro vio que las series también conseguían buenos números en el late night. Así que como tenía un gran arsenal de series (y de reposiciones) que podrían cubrir la franja, pensaron que quizás ‘Noche Hache’ podría cubrir otra franja más necesitada.

Por aquel entonces (y también ahora), las tardes de Cuatro eran el gran quebradero de cabeza de la cadena, por tanto, ese sería el próximo destino de ‘Noche Hache’, que por razones obvias debería cambiar de título. Además, necesitaba una adaptación del formato a la nueva franja, ya que ‘Noche Hache’ era un programa muy de late night en toda su estructura, que en su segunda parte se formaba por una entrevista de tono sosegado que no tendría cabida por la tarde.

Así, el programa echó el cierre, llenándose las noches de series y reposiciones. Esta franja también se resintió, pues sin ‘Noche Hache’ como punto de inflexión, las noches de Cuatro se convirtieron en un pase de cantidades ingentes de episodios de varias series.

Mientras tanto, el programa se retira para reinventarse y adaptarse a la tarde. Aunque los responsables del programa son los mismos, y se mantendrá la esencia, Eva Hache dejará de ser la conductora para dar un cambio. Este puesto lo asume Quequé, antes colaborador. Algunos colaboradores se van (Ricardo Castella, Julián López y Fernando Gil), y otros se quedan (Marta y Coronas), pero sobre todo, entra una nueva legión de colaboradores y reporteros.

El nuevo programa sería el típico candidato de un access prime time que trata actualidad y política con humor (‘El intermedio’, ‘El informal’, ‘Pecado Original’, ‘Los guiñoles’…), pero al estar ocupada esta franja por una oferta tan sólida como ‘El Hormiguero’, pasa a la inmediatamente anterior, antes del Informativo. Evidentemente, esta la audiencia de esta franja no está tan acostumbrada a este tipo de entretenimiento, que suele llegar más tarde. Esto ha sido un punto clave para su fracaso. En su horario, de 8 a 9, compite con ‘Gente’, el final de ‘El diario’ y ‘Ven a cenar conmigo’, o ‘Pasapalabra’, ofertas muy asentadas.

Otro factor importante es que ‘Estas son las noticias’ pierde parte de la esencia de ‘Noche Hache’. Las bajas de Eva, Julián y Ricardo se notan mucho. Eva era una maestra de ceremonias intachable, la sección política de Ricardo Castella era redonda y Julián López es un valor en alza con un genial sentido del humor. Quequé está muy bien como conductor, pero también valía mucho como colaborador, el dúo que formaba con Eva era hilarante. Menos mal que sigue Marta Nevot, firmando los mejores reportajes del programa.

Y por contra, los nuevos colaboradores no despuntan, alguno incluso que no tiene ni pizca de gracia, a excepción de Ana Morgade, el gran descubrimiento del programa. Morgade pasa de ser una colaboradora más, a desempeñar casi el rol de copresentadora.

La estructura del programa, que tan clara estaba en ‘Noche Hache’, pasa ahora a ser caótica. Innumerables colaboradores y secciones, de los que nunca sabes cuándo toca que hagan su aparición.

Incluso el decorado está peor enfocado. Es un plató en el que no se sabe muy bien para qué se aprovecha el espacio. Una mesa innecesariamente enorme, en la que el presentador parece perdido, y que da bastante poco juego. Nada que ver con el plató de ‘Noche Hache’, mucho más funcional, y con el espacio delimitado: la presentadora de frente en la mesa, el colaborador a un lado, y al otro el sofá para los invitados.

‘Estas no son las noticias’ era un tipo de formato que necesita hacer una carrera de fondo para tener éxito. No es un programa del que puedas esperar un buen estreno, ni que todo el mundo hable de él al día siguiente. Se necesita que la gente se vaya haciendo con él poco a poco. Sin duda, no puede decirse que en este sentido no hayan tenido paciencia en Cuatro. Han aguantado mucho tiempo con el programa en antena, a pesar de que no superó en ninguna ocasión la media de la cadena. Sus mayores hazañas en cuanto a audiencias fueron superar algunas veces el 6%.

Sobre el posible futuro del programa, caben, a mi parecer, dos opciones. Una sería el último tramo de la tarde de los fines de semana, franja que Cuatro rellena ‘El Zapping de los Surferos’. Ya triunfó ‘El hormiguero’ como magacín semanal en la tarde dominical. La otra opción, y mejor candidata, sería devolver el programa a la franja de la que nunca debió salir, el late night.

En caso de volver al late night, debería volver a estructurarse el programa. Cambiar el decorado por uno similar al de ‘Noche Hache’ (y la mayoría de late night shows), y volver a contar con entrevistados. Las secciones de los colaboradores deberían de estar organizadas por días de la semana, apareciendo una o dos cada día, no más. Y algún que otro colaborador debería dejar de serlo.

En cuanto al presentador, Quequé es un buen conductor, pero tal vez se podría hacer un cambio y poner dos presentadores en lugar de uno, al menos en la parte del programa en que no estén los entrevistados. Así, Ana Morgade podría estar más tiempo en pantalla acompañando a Quequé, ya que forman muy buena pareja.

La franja del late night puede dar mucho juego de programación. Una opción es que comenzase a las 1, como solía hacer tras tres episodios de la serie de turno, cosa que veo excesivo, y a continuación ‘Cuatrosfera’. O también podría empezar a las 12, tras sólo dos episodios de la serie de primetime, permitiendo así, emitir algún episodio de otra serie menor entre el programa y ‘Cuatrosfera’.

En definitiva, ‘Estas no son las noticias’ tenía un gran potencial pero no lo hacía relucir, y finalmente no pudo ser. Aun así, si el programa se coloca en buen lugar, y se mejoran sus problemas, podría volver a cosechar éxitos como lo hacía ‘Noche Hache’.

Anuncios

6 comentarios

  1. “… las tardes de Cuatro eran el gran quebradero de cabeza de la cadena, por tanto, ese sería el próximo destino de ‘Noche Hache’, que por razones obvias debería cambiar de título.”

    Pues mira lo que les ha importado poner Saturday Nigt Live los jueves ;-)

  2. Bueno, quizás con SNL se han acogido a que los españoles no sabemos inglés jeje

  3. […] cancelación se une a la ya anunciada de ‘Estas no son las noticias’, otro programa que nunca cosechó buenos […]

  4. […] ‘Estas no son las noticias’ ya tiene nuevo horario By agentvblog El programa que presenta Quequé cambia de horario a consecuencia de sus modestos resultados de audiencia en su actual franja de emisión, como ya os conté en esta entrada que analizaba los detalles de porqué no había funcionado. […]

  5. simplemente decir que el cambio de 8 a 9 para mi fue traumatico ya que me trastoco la llegada a casa del curro e poder ver algo de calidad en la tv.

    los colaboradores me encantan y son la ostia jeje, todos!, y todo hay que decirlo, estaba muy bien el programa, el mejor de la franja horaria.

    el tema ahora? es que solo lo hay un dia a la semana y a horas intempestivas.

    que vuelva “estas no son las noticias” otra vez a su horario de origen!

    un saludooo

  6. […] Morgade. Diamante por descubrir. Ya comenté mi opinión sobre ella cuando analicé ‘Estas no son las noticias’. Ana Morgade fue el gran descubrimiento de ese programa, pasando de ser una colaboradora más a […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: