‘Españoles en el mundo’ y el robo de formatos

palomaferre

El mercado de los formatos televisivos y los derechos de propiedad intelectuales sobre ellos son muchas veces arenas movedizas.

El año pasado hubo culebrón con el supuesto plagio de el formato de ‘British got talent’, que aquí adaptó Grundy para Cuatro bajo el nombre ‘Tienes talento’. Telecinco hizo un programa clónico llamado ‘Tú sí que vales’, amparándose en que el anterior no tenía un formato muy cerrado.

El tema de ahora es todavía peor. La1está emitiendo ‘Españoles en el mundo’, del que ya hablamos, un programa casi clónico de ‘Madrileños por el mundo’.

Yo daba por hecho que La1 habría pagado a los creadores del formato por adaptarlo a la versión nacional, pero no es así.

La 1 ha hecho un programa con las mismas características sin pagar ni un duro por el formato, y parece que tampoco lo hicieron las otras versiones autónomas, como se lee en esta entrevista.

Por su parte, Telemadrid estudia emprender acciones legales contra TVE.

Es cierto que el programa tampoco es la pera limonera en el sentido de ser un formato cerrado. Son simplemente reportajes de viajes sobre gente de nuestro país/comunidad que residen en un lugar del extranjero. Pero se nota que en el fondo, e incluso en la forma, son el mismo programa.

Me parece indignante la situación de indefensión legal que tienen los creadores de formatos, pero peor aun es la actitud de TVE. Entiendo que las empresas privadas hagan este tipo de “robos”. Y vería con mejores ojos si se “robasen” ideas de formatos extranjeros, cambiándolas un poco. Pero este no es el caso.

Televisión Española, la televisión pública, está aprovechándose de un formato creado por una periodista española, Paloma Ferre (en la foto), y desgraciadamente no son muchos los formatos que se crean hoy día en España. Las cadenas prefieren invertir sobre seguro en espacios importados del extranjero, y se gastan enormes cantidades en comprar las “latas” de los programas.

Entonces, ¿cómo puede TVE gastarse esas cantidades de dinero en comprar formatos extranjeros (como ‘Los mejores años’) y en cambio no tener la decencia de pagar por el formato creado por Paloma Ferre?

Vale, quizás la idea pueda o no ser lo suficientemente concreta como para exigir su autoría, pero si pagan por peores formatos extranjeros deberían pagar a los pocos formatos exitosos que se crean en nuestro país. La industria del formato en España está muy débil y hay que apoyarla, empezando por la cadena pública.

Muy poquita vergüenza.