Análisis y crítica: ‘RTVE Responde’

elenasanchez

Hace un tiempo estuve viendo, vía rtve.es, el programa ‘RTVE responde’, ya que no pude verlo en su día de emisión, y quería hablar en profundidad sobre él. Para quien no lo sepa, el programa está dirigido por Elena Sánchez, la Defensora del espectador y el oyente de RTVE. Dejo al final de la entrada el enlace por si alguien quiere verlo.

Según la web del Ente “Nace ‘RTVE responde’ con la vocación de reconocer fallos y de corregirlos”, y desde luego, por mucha vocación que tuviesen, eso no fue lo que les salió. Es más, el programa bien podría llamarse ‘RTVE se justifica’, ‘RTVE os escucha pero le da igual’, o ‘Ésta es RTVE y está bien como está’.

¿Por qué digo esto? Pues porque en el primer programa la autocrítica y el reconocimiento de fallos brillaron por su ausencia. Es más, me quedó la duda de en qué consiste el cargo de “la Defensora”, si su labor es defender al espectador ante RTVE, o si más bien lo que hace es defender a RTVE ante los espectadores.

Por tanto, el programa me ha parecido más que un ejercicio de autocrítica y servicio público, como se anunciaba, una forma de rellenar el expediente o cumplir la promesa hecha por Elena Sánchez al acceder al cargo de hacer un programa así.

Siento una profunda decepción con el programa, que no ha cumplido mis expectativas, no se ve un órgano imparcial e implacable para con el ente, aunque es cierto que se atisba una buena intención en él.

Pero voy a intentar argumentar de forma más pormenorizada, y con ejemplos, el motivo de mi opinión.

Debo empezar por comentar la duración del programa y su periodicidad. El espacio, de 25 minutos de duración, se emite en La 2 con una periodicidad mensual, algo realmente insignificante. Sólo 25 de los 223.200 minutos que RTVE emite al mes (5 canales, 31 días las 24 horas). En cuanto a su canal y franja horaria (sábado a las 20:30) no me parece mal, ya que entiendo que no es un programa para el primer canal ni para horario estelar.

Lo que sí considero, es que habría material para más tiempo de programa. Bien para una mayor duración, o bien para emitirlo de forma semanal o, al menos, quincenal. Y no se puede decir que durase eso por la falta de contenidos para rellenar más tiempo de programa, ya que no se hizo gran hincapié en la mayoría de los temas, y muchos quedaron sin tratar.

Sorprende que casi todos los temas se centrasen en televisión, especialmente TVE1, mientras que no se respondió a ninguna queja referente a radio.

Sigue leyendo