Análisis: ‘Los misterios de Laura’

losmisteriosdelaura

La nueva ficción de TVE1 ha sido todo un éxito en su estreno, y me parece que se lo tiene merecido.

La serie de María Pujalte fue vista por 2.679.000 espectadores, lo que supuso un 18,6% de share, adelantando al primer episodio de ‘CSI’, que se quedó en un 16,9%. El segundo capítulo de ‘CSI’, en cambio, subió hasta el 21,1%, ya que apenas coincidió unos minutos con la serie de TVE1. Lo cierto es que cada vez les cuesta más liderar a los forenses de Telecinco. Antes era casi imposible batirles y últimamente le salen rivales bastante duros entre ‘Mira quien baila’, ‘La señora’, ‘Física o química’ y ahora, ‘Los misterios de Laura’.

Dejando ya a un lado el tema de las audiencias, comentemos sobre  la serie en sí misma.

Lo primero que he de decir es que la serie me resultó muy entretenida y bien hecha. En esta producción nos olvidamos de los decorados de cartón-piedra, ya que abundan exteriores y decorados naturales, que le dan veracidad y calidad. Tampoco podemos quejarnos de la realización. Y en cuanto al nivel actoral, estuvo por lo general en buenos niveles, destacando, para mi gusto a la protagonista.

El argumento no es nada nuevo, aunque en televisión pocas cosas son totalmente nuevas, pero sí es atractivo. La serie se centra en el personaje de Laura Lebrel (María Pujalte), una investigadora que resolverá diversos casos (uno por episodio), y que conjuga su vida profesional con su vida privada, donde es madre de dos gemelos y está divorciada.

Los casos, o más bien, el caso del piloto fue interesante. Aunque no fue nada del otro mundo, las pistas estuvieron bien dadas, no resultó del todo evidente ni pudimos adivinar la identidad del asesino mucho antes de la resolución que anunció Laura, lo cual habría sido un grave error. En mi opinión, eso es lo más satisfactorio del guión de la serie, que consiga plantear un caso y tenernos entretenidos con él sin que todo quede evidente y caiga en la pérdida de interés.

Otra cosa que me pareció acertada en la serie es el tono. La serie mezcla el humor y el misterio en las dosis exactas, y parte de ese tino resultó gracias a la interpretación de María Pujalte y la creación de su personaje. Laura Lebrel es una investigadora atípica, un tanto excéntrica, pero buena en su trabajo, y vemos perfectamente esas dos vertientes, por un lado es un poco pato, y por otro muy aguda.

Sigue leyendo