Nada como la sinceridad de un niño…

Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad. No sé si es cierto pero aquí se da el caso, y eso que este pequeño que salió en el programa ‘Gente’ de TVE1 no estaba trompa. Ya deberíamos aprender todos de la sinceridad y la naturalidad del chavea.

Ya tenemos un niño patrio a la altura de “David after the dentist”.

Este niño sí que es entrañable, y no esos resabidos que salen en programas tipo ‘Menuda Noche’ de Canal Sur. ¿A quién no le da ganas de abrazarlo con lo gracioso que es?

Y sobre todo, ¿quién puede decir que la tele es mala cuando nos regala momentos mágicos como este?

P.D. El video tiene ya un tiempo, pero yo lo he encontrado ahora.