Fusiones: Análisis, consecuencias, incógnitas…


Vaya lío que hay montado con lo de las fusiones. Parecía que nunca se iban a poner de acuerdo las cadenas y de repente ya tenemos dos grandes fusiones casi confirmadas. Como ya sabréis a estas alturas, se fusionarían Antena 3 con laSexta y Telecinco con Cuatro.

No sé si echarme ya las manos a la cabeza o esperar un poco. Intentaré organizar mis pensamientos y preguntas en esta entrada centrándome en temas generales, sin entrar mucho en los contenidos.

Hay que dejar claro que dos canales no formarán uno sólo, debemos entender ahora el concepto “grupos de canales”. Es decir, no tendría sentido que Cuatro desaparezca mezclándose con Telecinco porque tienen muchas licencias de TDT que llenar.

Así que la primera consecuencia que creo que hay que remarcar es que, en caso de que ambas fusiones cuajen, pasaríamos de un mercado compuesto por muchos grupos empresariales a un mercado dominado por dos grandes grupos y en el que se ahogarían otros dos más pequeños.

Me explico. Con la televisión pública fuera de juego (en cuanto a competencia publicitaria), la redistribución de canales por grupos quedaría así:

Y esto sin tener en cuenta que más adelante cada grupo recibirá nuevas licencias.

Como veis, queda la cosa muy desproporcionada pues mientras los dos grandes grupos controlan 5 y 6 canales, los pequeños se quedan con dos, y encima esos dos grupos pequeños son los de los canales más modestos. Así que en la nueva situación de la industria viviremos en una situación prácticamente de oligopolio, donde si uno no se lleva el pastel publicitario se lo llevará el otro. ¿Acabará cada uno de estos dos grandes grupos absorviendo a uno de los pequeños?

Hay también que dejar claro que en todo momento se ha confirmado que las cadenas existentes, o al menos las principales (Antena 3, laSexta, Telecinco y Cuatro) mantendrán sus marcas. No podemos afirmar lo mismo de los canales de TDT, pero de eso hablo más adelante. Se supone que los canales generalistas actuales mantendrán sus imágenes, targets y objetivos, aunque tal vez se trastoquen un poco en favor de un objetivo común.

Porque puede que a un grupo no le interese tener dos canales generalistas y busquen más tematización en la oferta, como pasa ya con los de TDT.

Y aunque en principio no habría bailes de programas de un canal a otro, no sería extraño que compartiesen recursos y contenidos. Probablemente no tenga sentido mudar ‘Sé lo que hicisteis…’ a Antena 3, pero sí que es lógico que compartan derechos deportivos y contenidos de sus respectivas libraries, es decir, las series y películas de las que ambos tengan derechos. Por poner un ejemplo, ¿no vendría ‘Sin rastro’ de perlas a laSexta para su franja de series procedimentales de acción de final de la tarde? Tampoco sería raro que viésemos reposiciones de ‘Los hombres de Paco’, por poner un ejemplo, en laSexta, o reposiciones de algún programa de laSexta en Neox o Nova.

Y aquí surge una gran pregunta. Si un grupo tiene dos canales generalistas, ¿el menor de ellos corre el peligro de ser un canal segundón? Pues habrá que ver cómo establecen eso en sus acuerdos, pero no sería raro. Anómalo lo dice más claro:

“Hay un riesgo cierto de que las “pequeñas” se conviertan en La 2 de las grandes. Y si eso les parece terrible, imaginen lo que serán los segundos canales de las segundas cadenas. ¡No hay ‘Crímenes imperfectos‘ suficientes en este mundo!”

En principio laSexta y Antena 3 mantendrán sus líneas editoriales independientes, especialmente en informativos. Y es que cada cadena tiende hacia un distinto color político, veremos a ver si eso no genera gresca en el futuro. En cambio en el acuerdo entre Telecinco y Cuatro parece que la segunda cede el control editorial y la gestión de contenidos a la primera. ¿A cambio de qué se quedan tan desamparados? Pues a que el grupo Mediaset (propietario de Telecinco) compre acciones de Digital+, que está en una situación un tanto difícil. Así que si Telecinco llega a tomar el control de Cuatro no sería extraño ver a Iñaki Gabilondo huyendo a lo pies para qué os quiero. Igual hasta le quitan al canal el rojo del color corporativo.

Y por último está el tema de la TDT, pero sobre todo la TDT de pago. Y es que desde laSexta han anunciado intenciones de ampliar su oferta de TDT de pago, ya sea con canales nuevos o llegando acuerdos con otros ya existentes que operan en cable y satélite. Por tanto la nueva coyuntura hace ese deseo más posible, ya que el nuevo grupo suma bastantes licencias.

En cierto modo me da miedo. Porque Antena 3 es el único grupo que está trabajando por una oferta digna para sus canales de TDT en abierto, y si los pasan a pago, vaya gracia. ¿Debemos sentir la fusión como una amenaza para los actuales canales de TDT de Antena 3? es decir, ¿podrían mandar a Neox y Nova a la TDT de pago para hacer compañía a GolTV?

No olvidemos que tanto Telecinco como Antena 3 ya mostraron sus deseos de entrar en el mercado de la TDT de pago. ¿Acabará cada uno de los dos grandes grupos lanzando su propia plataforma de TDT de pago?

¡Ah! Maliciosas opiniones he leído por ahí comentado que ahora se entiende más el Ondas de Jorge Javier Vázquez. Bueno, posiblemente el premio (que entrega el grupo Prisa) formase un poco parte del coqueteo entre cadenas, pero no creo que haya quitarle su mérito como presentador, ni decir que no se lo mereciese.

Sí, sé que esta entrada me ha quedado un tanto caótica, pero son tantas las dudas e hipótesis que se me agolpan en la cabeza que me es imposible desenmarañar algo más esta madeja. Prometo que más adelante escribiré algo mejor, cuando esté la información más clara.