Especial ‘Perdidos’: El final y sus claves

Como ya dije en la otra entrada sobre el final de la serie, creo que es evidente que no pueden aclarar todas las tramas ni cerrar todos los misterios, porque son miles los que hay en el aire, y deberán centrarse en los principales.

Tengamos en cuenta que son sólo 18 episodios en los que todavía tiene que desarrollarse la historia de Jacob y el hombre misterioso, y también de Ilana y los del vuelo de Ajira Airways, e incluso habrá nuevos personajes. Es matemáticamente imposible que desarrollen eso, y además cierren todo lo anterior, a no ser que los episodios consistan en Terry O’Quinn sentado en una silla leyendo una lista interminable que diga “Libby estaba en el loquero porque…, el pájaro no gritó el nombre de Hurley realmente…” y así, y vamos, que no.

Por tanto, es de esperar que flecos y cabos sin atar queden bastantes, pero debemos fijarnos más en el todo que en los detalles. La última temporada promete ser la batalla épica final que tendrá lugar en la isla, y entonces todo acabará. Con eso debemos quedarnos, y no con lo otro porque si no nos frustraremos.

Hay gente que piensa que todas las miles de piezas que han aparecido en la serie, desde el caballo que vio Kate, hasta lo “especial que era Walt”, pasando por uno de sonido que se coló en el plano sin querer, todo eso tienen sentido en la serie, son piezas de un macro-puzzle que encajará a la perfección. Y esa gente yo creo que es muy ingenua o que está cegada por el fanatismo, porque sólo con saber que la segunda temporada se iba escribiendo sobre la marcha ya nos hacemos una idea de que eso no es así.

Para convenceros de esto, os pongo unas declaraciones sacadas de una entrevista que podéis leer en la Lostpedia:

Carlton: Creo que la razón de lo que intentábamos hacer con la historia de Libby es que todo tiene ciertos niveles de importancia, y a medida que estemos montando la última temporada de la serie, no vamos a llevar una lista de las miles de preguntas que vamos a responder. Eso no sería entretenido en una serie. Nos estamos centrando en lo que creemos que son las cuestiones y misterios importantes, además de en las relaciones entre personajes. Esa es la historia que vamos a contar. Creo que la referencia a Libby era algo ilustrativo de esto, y aceptamos el hecho de que al final, cuando se les pregunte a los fans “¿Qué pregunta no te fue resuelta?” haya miles de respuestas distintas, pero nos estamos centrando en lo que consideramos cuestiones de la serie y de la narrativa principal. Es imposible atar todos y cada uno de los cabos, y, sinceramente, no consideramos que la historia de Libby sea tangencial para la acción principal de la serie. Para nosotros, el foco de la última temporada debe estar centrado en los personajes y en los que se considera generalmente los misterios más importantes.

Creo que eso deja claro qué se verá en la última temporada.

Por tanto, ¿cuáles son las preguntas clave y que se pueden considerar “tangenciales para la acción principal de la serie”? Pues yo diría que, aunque seguro que se me escapa alguna, son las siguientes:

– Qué es la isla (esto podría no tener más explicación que la de “es un lugar extraordinario”).
– Qué es el humo negro (si es que tiene más explicación que la de “mecanismo de defensa de la isla”).
– Qué es el “juego” que Ben y Widmore se traen entre manos.
– Porqué Richard no envejece.
– Quién se queda con quién en el cuadrilátero amoroso Jack-Kate-Sawyer-Juliet (apuesto por Jack-Kate y Sawyer-Juliet).
– Si está Hurley loco y/o gafado (evidentemente no lo está, así que igual ni lo responden).
– Si Sun y Jin quedan juntos (yo apuesto que sí).
– Qué pasa con Claire y su bebé.
– Porqué pasa con Christian.
– La historia de Jacob (las tres últimas pueden guardar mucha relación, pienso yo).

Ahora que lo pongo así escrito, veo que son un montón de “cuestiones principales”, así que puede que muchas de esas ni se respondan. La historia de Libby, por muy interesante que a mí me parezca me temo que se queda así.

Sigue leyendo

Especial ‘Perdidos’: El final, ¿qué podemos esperar?

Lo primero que hay que decir sobre el final de ‘Perdidos’ es que era necesario. La serie necesitaba saber que tendría un final y cuándo se produciría para saber qué es lo que nos iba a contar.

De no haber sido así, habrían seguido dando palos de ciego, lanzando misterios cada vez más extraños y metiendo paranoias que acabarían por no tener sentido ni credibilidad ni en la más estricta ciencia ficción.

Así que gracias a que la ABC decidió que seis serían las temporadas, y ni más ni menos, la historia comenzó a tener algo de forma.

Durante la segunda temporada vemos como la historia avanza sin mucho rumbo, dando palos de ciego, pero posteriormente va cogiendo forma y ya en la cuarta temporada se empiezan a aclarar cosas, aunque también se abren más interrogantes, pero al menos algo aclaran.

Dicho esto, ya sólo nos queda conjeturar qué pasará con el final. Y no voy a poner aquí mis rocambolescas teorías, no, eso lo dejo para otra entrada, más bien quiero hablar de qué nos ofrecerá el final de ‘Perdidos’.

Tengo claras dos cosas: no será cerrado, y no nos dejará del todo contentos (y menos aún contentos a todos). No será cerrado simplemente porque es imposible cerrar todo lo abierto, y no dejará contentos a todos ni del todo por eso, porque muchos sentirán que hay cosas que querían saber y que no se les ha explicado.

Por otro lado, se ha comentado algo que me parece la mayor locura del mundo, pero mira, todo cabe. En una entrevista para el Hollywood Reporter, esto declararon Carlton Cuse y Damon Lindelof, los productores ejecutivos de la serie:

THR: Habéis mencionado una nueva forma de narrar la historia, ¿no veremos entonces más flashback o flashforward?

Sigue leyendo