Eurovisión 2010: el interés por el Festival, Karmele y otras bufonadas

“Eurovisión no interesa”. Esa afirmación que todos toman como axioma es en realidad una burda mentira. Si no interesara, ¿por qué es todos los años uno de los programas no deportivos más vistos del año? ¿por qué se congregan ante el televisor para ver la actuación de España tanta o más gente que para ver jugar a la Selección? ¿por qué corren ríos de tinta con los candidatos y la gente no para de hablar de ello, aunque sea para echar pestes? Pues porque Eurovisión sí que interesa. La que no interesa es la OTI.

Antes que nada voy a explicar mi opinión con respecto al Festival. No soy de esos que lo atacan diciendo que está anticuado, que es casposo y cosas de esas, pero tampoco soy un eurofan. Estoy en un punto intermedio.

No lo vería si fuese todas las semanas, pero una vez al año me resulta entretenido para pasar una tarde en compañía opinando qué actuación te ha gustado más, quién ha tenido mejor coreografía o lo horroroso que era tal vestido. Y luego si eso te indignas con que los países del Este estén conchabados, y a otra cosa mariposa.  Y si me lo pierdo no me importa, ni me da por querer saber cómo van las preselecciones en Bielorrusia, pero tampoco tengo ese odio irracional que se le tiene.

Me parece un show entretenido, y suele ser interesante ver el despliegue de medios que se hace y cómo se vuelcan muchos países en ello, y normalmente queda algo curioso, un buen show. Eso sí, te tiene que gustar un poco la música comercial, sino quizás te aburras.

Dicho esto, quiero expresar mi opinión sobre el tema Karmele, Chikilicuatre y demás fauna y flora. Me sorprende que la misma gente que le rió la gracia a Rodolfo Chikilicuatre ahora se indigne con la mala imagen que podría dar Popstar Queen (Karmele) de España en Europa. Algunos se empeñan en decir que Chikilicuatre tenía gracia porque era una irónica crítica al festival y a un estilo de música, y otros dicen que tenía gracia por ser el primero en hacerlo. Pamplinas, porque lo de mandar frikis lo llevan haciendo varios países desde hace mucho tiempo, así que de original nada. Incluso podríamos considerar como “candidatura cómica” la que presentaron Las Supremas de Móstoles, que a mí me hacía infinitamente más gracia que los otros dos personajes juntos.

A mi forma de verlo, Chikilicuatre y Popstar Queen y son lo mismo, sólo que uno tiene un humor tipo El terrat y otro tipo La fábrica de la tele, y a unos les puede hacer más gracia un humor y a otros otro. Pero en esencia es lo mismo, mandar un personaje al concurso para hacer una gracieta y de paso hacer promoción al programa que manda el personaje.

Y a mí, que ya he dicho que Eurovisión no me desagrada, esta historia de mandar personajes cutres para fastidiar no me hace gracia. Pero ni esos dos, ni otras candidaturas tipo a la de John Cobra que ahora se está dando bombo. Sinceramente no entiendo como gente que a la que no le gusta Eurovisión gasta tiempo y esfuerzo en votar a candidatos cutres para que vayan a Eurovisión. Si no os gusta, ¿por qué molestáis? ¿por qué no dejáis tranquilos a los que sí disfrutan con el Festival?

Es como si un ateo entra a una iglesia, le pide al cura que le deje hacer la lectura y cuando sube al púlpito se pone a contar un chiste de Chiquito de la Calzada, por fastidiar. Sería absurdo ¿no? Pues es igual, si no te gusta Eurovisión, pues vete a Benicassim o a donde sea y deja a la gente en paz.

“Es que no me gusta Eurovisión porque es muy casposo…”, chico, pues no lo veas, que es sólo un día o dos.

Por otro lado, quiero volver al tema Karmele. Personalmente no me gustaría que representase a Eurovisión, como tampoco me gustó que lo hiciese Chikilicuatre. A parte de por lo ya dicho, me parece que no son conscientes de que por montar la bufonada le están quitando el puesto a alguien que tiene ilusión de verdad por ir, gente que ha trabajado todo el año para defender una candidatura y que necesitan eso para ayudarse a lanzar su carrera. Prefiero mil veces la candidatura de Soraya, que es muy grande en el escenario, a las otras por mal que quedase ella en la clasificación.

¿No os parece triste que alguien como Ainhoa Cantalapiedra se quede fuera de la terna de candidatos en favor de alguien como Antonio González ‘el gato’?

Y luego está el tema del drama que están montando en Telecinco. Casi les ha venido mejor que la descalifiquen, porque así están pudiendo jugar a la demagogia barata, que si es veto, que si es antidemocrático y más palabras grandilocuentes. Por muy cierto que sea que RTVE no quisiera a Karmele ni en pintura, más cierto es que Karmele incumplía varias normas para presentarse. Que se hubiesen leído las bases. Por un lado, presentaron la canción al público antes del plazo estipulado, y por otro, y más grave, la canción incluye partes de otras canciones, es decir, plagio. Así no pueden quejarse en Telecinco, pero ellos lo hacen qué más da. Aunque, abogado del diablo que me pongo, también es verdad que en su día la canción de Chikilicuatre no cumplía la norma de no hacer alusiones políticas (recordad el “lo baila Rajoy, lo baila Hugo Chávez…”) y a ellos en lugar de echarles la canción para atrás le dieron la oportunidad de cambiarla… Pero bueno, en ‘Sálvame’ con la polémica que tienen servida supongo que tienen ya lo que querían.

De todos modos, la línea entre la candidatura verdadera y la de coña, la de los frikis, a veces puede ser muy fina. Quizás algunos tildarían de frikis propuestas como la de Las Supremas de Móstoles o La Terremoto de Alcorcón de años anteriores, pero para mí no lo son. ¿Y quién dice que Leonardo Dantés o Malena Gracia no tengan verdadera ilusión por ir pese a su “extravagancia”?

Bueno, y después de esta disertación eurovisiva, en breve os presentaré algunos candidatos famosos y casifamosos de este año.

Anuncios

3 comentarios

  1. Suscribo mucho de lo que dices e incluso me veo reflejada en esa expresión de “demás fauna y flora” que haces en el quinto párrafo. Veo Eurovisión cada año desde hace catorce y aucnado era pequeña siempre esperaba para ver la actuación de España. El festival ya no es lo que era y España ni mucho menos ha sido el primer país en mandar a un friki, en los 90 ya fue Guido por Alemania y ¿quién no recuerda al austriaco Alf Poier y sus animalitos? Tampoco entiendo que Telecinco o “Sálvame” le de tanto bombo a Karmele cuando su canción no cumplía las normas y tenía fragmentos de dos canciones franquistas, según dijeron. Vaya quien vaya no ganará, pero soy de las que piensa que este concurso, si realmente TVE sigue mandando a alguien, se debería tomar más seriamente.

  2. Esperemos que salga adelante alguna candidatura más “seria”

  3. Desde luego, no me parece triste que alguien como Ainhoa Cantalapiedra se quede fuera de la terna de candidatos en favor de alguien como Antonio González ‘el gato’. ¿Quién dice que Antonio González ‘el gato’ no tenga verdadera ilusión por ir pese a su “extravagancia”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: