Las 35 mejores series españolas de la década (Del 20 al 16)

Cuarta parte del ranking de Las 35 mejores series españolas de la década.

20. Con dos tacones

Una de las últimas comedias por las que ha apostado La 1, donde pasó muy desapercibida. Los programadores se pusieron nerviosos y la serie acabó en el late night más rápido que pronto. La serie no era una maravilla mundial, os lo digo desde ya, pero a mí se me hizo entretenida y graciosa, y eso para una sitcom ya es bastante, sobre todo si tiene un metraje extendido a lo serie española. El reparto subo su lado positivo y negativo. No me gusta Lorena Berdún como actriz (como comunicadora sí) ni tampoco Raquel Meroño, aunque ésta estaba aguantable. Raquel Infante simpática, y cómo no, Rosario Pardo y Mónica Cervera simplemente grandiosas. Cinco chicas viviendo juntas, hablando de hombres, de sexo y más cosas, como un Sexo en Madrid muy cañí. Mejor no hagamos comparaciones que podemos salir escaldados, pero al menos la cosa era algo distinto de lo típico que se hacía en comedia, una serie de mujeres con los tacones bien puestos. Duró muy poco pero lo que fue no estuvo mal. Me encantaba la sintonía cantada por ellas, algunas afinadas y otras estrepitosas, pero muy grande todo.

19. Un paso adelante

Uno, due, tre, quattro. ¿Quién no recuerda esa sintonía? ¿y a quién al oírla no le dan ganas de enfundarse en unos calentadores horteras y ponerse a bailar? Con el espíritu de ‘Fama’ (no “a bailar”, sino la serie), esta producción de Globomedia nos enganchó con las historias de esos jóvenes aspirantes a estrellas, que bailaban y se despelotaban todos juntos en el mismo vestuario, acechados por algún profesor malvado y comprendidos por otros más enrollados. Y todo ello con historias de amor y folleteo como plato fuerte. Como siempre, la crítica de nuestro país pone verde todo lo que se hace en España, pero no fue sólo aquí el éxito de ‘Un paso adelante’, sino que la serie fue un rotundo éxito en Francia, y se vio en multitud de países como Alemania, Italia y media Europa del Este y Sudamérica. ¡Incluso se ha emitido en Senegal, Turquía e Irak! ¿Os imagináis a un iraquí o un senegalés enganchado a las andanzas del Tito Rober y el Paleto? Demencial. Sin duda ‘Un paso adelante’ es una de las series más exportadas y con más éxito fuera de nuestras fronteras, y eso merece un reconocimiento.

18. Impares

Tiene el mérito de ser la primera ficción nacional hecha específicamente para un canal de TDT, concretamente Neox, aunque también se emitió en Nova, dio el saltó a Antena 3 pero no cuajó, y la emitió la cadena de pago Paramount Comedy. ‘Impares’ además es un producto muy innovador, ya que se basa en unos guiones abiertos que dejan una enorme libertad a los actores, buenos actores por cierto, quedando todo bastante natural. Es una serie que a mí me resulta muy divertida y con una premisa bastante original. “Impares” es el nombre de una agencia de parejas donde acude gente de todo tipo. Los personajes cuentan a cámara (a la agencia) cómo son o qué buscan, y luego vemos las citas que tienen, comentadas a cámara por los protagonistas. Todo tiene un aire a falso documental muy curioso, y la mayoría de las citas quedan resultonas. Sin duda me quedo con la pareja formada por el desesperado Jesús Amorós (César Camino) y la puritana Sonsoles Bermejo (Ana Ruíz), pero ha habido otras muchas graciosas como la cita entre Lola (Cecilia Freire) y Jerón (Juanma Diez) o la azafata Natalia (Cristina Pons) con el ligón de Ángel (Antonio Muñoz de Mesa).

17. Al filo de la ley

Probablemente esta serie sólo la vimos mi padre y yo, pero a mí me gustó. En 2005 llegó a La 1 una serie de abogados, ese género que tanto gusta a los americanos pero que aquí no se ha explotado casi. Tener a Leonardo Sbaraglia y Natalia Verbeke como dúo protagonista ya era razón más que suficiente para verla, pero además estaban acompañados de otros buenos actores como Emilio Gutierrez Caba, María Vázquez o Fanny Gautier. Fue una serie con una factura impecable, como las que posteriormente llegarían a La 1, siendo una serie de tránsito entre la ficción tipo ‘Ala… Dina’ que dominaban en la pública por aquel entonces, a las actuales series “serias” como los dramas que hacen ahora. Eso sí, para mi gusto la fotografía de la serie abusaba de los tonos sepia que tan pesados se me hacen en televisión. Sólo duró trece episodios.

16. Motivos personales

Era un thriller baratero con unos giros de pacotilla, lo sé, y Lydia Bosch es una de las peores actrices del mundo, también lo sé. Pero, ¿y lo enganchados que nos tuvo esta serie? Ahora miramos atrás y la podemos ver con ingenuidad, pero en aquel entonces fue grandiosa. A mí me tuvo enganchado a todas esas pistas que se suponía que tendrían un sentido muy profundo pero luego eran un poco tira palante a ver dónde salimos, llegando a locurones del tipo “el arcángel” muy míticos. La periodista Natalia Nadal se puso el mundo por montera y luchó contra las adversidades en general, y contra la familia Acosta en particular, un nido de malas pécoras, con Concha Velasco incluída. Y encima a Natalia le daba tiempo de enamorarse. Marta Calvó era tan claramente la mala que llegué a pensar que no podía ser ella de lo evidente que era, pero sí, lo fue, y se destapó en un apoteósico final. Pero tengo más razones para posicionar esta serie en el 16. Hubo tiempo para tramas adolescentes con la tensión sexual entre Jan Cornet y su amigo interpretado por Miguel Ángel Silvestre, quien dio su primera espantá en Telecinco (después repetiría hazaña en ‘Sin tetas no hay paraíso’) y en la segunda temporada nos plantaron a Álex González, marcándose un síndrome de Darrin en toda regla. Lo mejor fue que volvieron a rodar una escena antigua con González para incluirla en el resumen de la temporada anterior y pensaron que así colaría. Tenía a Sonia Costelo haciendo de presentadora bitch y Alicia Borrachero apareció como Cruz Gándara en un crossover. ¿Alguien da más? La serie fue un exitazo de audiencia pero no siguió más temporadas por problemas con los acuerdos de contratos, pero marcó un precedente para otras series de misterio que vendrían luego como la malograda ‘Círculo rojo’ o ‘Acusados’.

Anuncios

5 comentarios

  1. Creo que aguanté cinco minutos de “Motivos Personales”, del resto no ví nada.

  2. Nunca has visto UPA?? qué fuerte…

    Te recomiendo que le eches un ojo a ‘Impares’ si la pillas

  3. Con dos tacones era tirando a mala ¿no?

  4. @TELEpatético, no sé, a mí me hacía cierta gracia…

  5. la mejorrrrrrrrrrr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: