‘Dancing with the stars’ regresa con Pamela Anderson, Nicole Scherzinger y otras estrellas


El programa ‘Dancing with the stars’ de la ABC estará de regreso el próximo 22 de marzo con la que será su décima temporada. Se trata de la versión americana de ‘Mira quien baila’ (ambos son versiones del formato británico ‘Strictly come dancing’).

Y como allí no tienen ni a Belén Esteban ni a la grandiosa Carmen Lomana, pues tiran de otras estrellas para llenar el plantel de famosos que se convierten en bailarines.

Entre los seleccionados estarán Pamela Anderson, la mítica C.J. Parker de ‘Los vigilantes de la playa’; Buzz Aldrin, el segundo hombre en pisar la luna; Kate Gosselin famosa por protagonizar el reality sobre su vida y la de sus octillizos; algún deportista, y doña Shannen Doherty la experta en salir escabrosamente de las series pidiendo más dinero o peleándose con sus compañeros de reparto, conocida por ‘Sensación de vivir’ y ‘Embrujadas’.

También participará este año Nicole Scherzinger, la vocalista principal de las Pussycat Dolls. La verdad es que no entiendo qué pinta ella ahí. No porque no sea famosa ni merezca estar, sino porque ella es casi una bailarina profesional, y no tiene sentido medir en un concurso a alguien que no ha bailado en su vida con alguien que se dedica en parte al baile.

En este mismo programa ya participó temporadas atrás Melanie Brown del grupo Spice Girls, así como su compañera de grupo Emma Bunton participó en la versión británica, pero es distinto. Mientras que Nicole está en plena forma, Mel B  y Emma llevaban tiempo alejadas de los escenarios y habían pasado por algún que otro embarazo, por lo que su forma a priori podía no ser tan buena como cuando estaban en las Spice. Además, el baile y las performance son mucho más importantes en una formación como las Pussycat Dolls de lo que eran en Spice Girls.

Ésta no es la mejor noticia para los fans de Pussycat Dolls, pues con la vocalista inmersa en un reality show se hace más evidente aún que al grupo le quedan dos telediarios, al menos al grupo tal cual lo conocemos. Antes del último disco ya  salió del grupo Carmit Bachar la pelirroja y más vieja de todas. Y hace poco confirmaban su salida Jessica Sutta y Ashley Roberts, y es casi seguro que también salgan las otras dos, Kimberly Wyatt y Melody Thornton. Y ahora hay que sumar esto.

Parece que el grupo se disuelve. ¿Será esto la situación idónea para que vuelvan a hacer un reality en The CW para buscar nuevas Dolls?

Y yo no quiero engancharme a otro reality americano más, y menos a uno tan rancio, pero alguna que otra actuación de Pamela y Nicole vía youtube sí que caerán.

Prime time compartido y episodios de 40 minutos: en España no


“A ver si se dan cuenta de una vez en España de que los capítulos de 40 minutos son mejores o “¿por qué no ponen dos o tres series por noche en vez de una como en Estados Unidos?” y la clásica conclusión “así va la televisión en España”. Esas frases son a la televisión lo que el “España huele a ajo y a cebolla” que dijera Victoria Beckham es al life-style patrio.

Son postulados que oigo (leo) constantemente por blogs y demás lugares donde hablen los seriéfilos que gustan de las series americanas. El último aquí. Y me parecen opiniones muy respetables pero creo que están cargados más de deseos que de realismo.

Quizás a muchos les gustaría ver episodios de 40 minutos de series españolas, pero a día de hoy no es algo viable porque simplemente está demostrado que no salen rentables. Y no se trata de ser rácano porque hacer dos ofertas sea más caro que hacer una un poco más larga, sino que el problema es la fuga de espectadores entre un producto y otro.

Siempre que se hace un prime time compuesto por varias ofertas, la gente sale despavorida a la cama tras concluir la primera de ellas. Y no es que las cadenas no lo hayan intentado, pero cuando lo hacen siempre sale mal la jugada. Y para demostrarlo pondré varios ejemplos.

Ya hablé de esto cuando Cuatro comenzó a emitir ‘FlashForward’ en combo con ‘Perdidos’, y puse ejemplos como la propuesta ‘Arena Mix’ y ‘Pánico en el plató’ de Antena 3 u otras de La 1 como ‘Comando actualidad’ seguido de ’59 segundos’, en las que la gente veía el primer programa y no se quedaba para el siguiente, cosa que no pasa si retienes al espectador en el mismo programa.

Y curiosamente después, pudimos comprobar que la combinación de ‘FlashForward’ y ‘Perdidos’ no funcionó en cuanto a audiencia, pese a que a priori parecían dos productos que casaban perfectamente, temática similar y mismo target. Pero el respetable veía la serie de Joseph Fiennes y cuando llegaban los del Oceanic huían como alma que lleva el diablo. Quizás por eso Cuatro emite tropecientos episodios repetidos de ‘House’ después del de estreno, porque la gente se queda a verlos más que si pusiesen otra serie.

Siguiendo en Cuatro encontramos otro ejemplo, y esta vez con respecto al metraje, pues la serie ‘Los simuladores’ comenzó teniendo una duración de 40 minutos, pero según creo recordar posteriormente se aumentó la duración por episodio. No debió salir muy bien el experimento de los 40 minutos por episodio cuando ni la cadena ni la productora han repetido, ni ninguna otra le ha seguido.

Quizás la única excepción sean los ‘CSI’, y no lo son tanto. Pese a ser series distintas, todas las franquicias de los forenses son muy parecidas y por eso mantienen casi de forma constante a la masa de espectadores entre episodio y episodio. No obstante, sí que se aprecia una irregularidad cuando saltamos del original (Las vegas) hacia los derivados (NY y Miami), que no consiguen tanto éxito.

Sigue leyendo