‘GH: el reencuentro’ ha acabado para mí


Yo no me avergüenzo de lo que veo, eso lo sabéis, y durante muchos años viví enganchado a la vida en directo, es decir, ‘Gran Hermano’. Pero con el paso del tiempo, y tras varias ediciones viéndolas poco, o lo justo que me obligaban otros programas, llegó un punto en que me cansé y dejé de verlo. Y no reniego ni me arrepiento de haberlo visto antes, simplemente ya me tuve suficiente.

Pero este año aconteció algo que me devolvió la ilusión por el concurso, una edición All Stars. Empecé siguiéndolo con muchas ganas, y aunque no todo me convencía de esta atípica edición mantuve el entusiasmo, viendo a diario los resúmenes de laSiete a través de la web de Telecinco. Las galas no las he visto enteras por haber coincidido con la emisión de ‘Perdidos’ en Cuatro, pero sí me pasaba a ellas cuando acababa la serie, y también le he echado un ojo a los debates del domingo.

Pero finalmente ha llegado a un punto en que todo me ha aburrido soberanamente por la combinación de factores.

Para empezar, esta mecánica del concurso por parejas es un rollo, porque por lo general por cada concursante interesante hay otro prescindible. Así, la edición se ha llenado de concursantes muebles que sobreviven parasitariamente gracias a su partenaire, sí, en parte hablo de Raquel López, pero podría ser por otros también.

Otra cosa que me ha echado para atrás es la actitud que a tomado Mercedes Milá como conductora desde hace algunas ediciones y que no me gusta un pelo, pero eso lo dejo para comentarlo en otra ocasión.

El efecto ‘Fama’, eso de meter concursantes a medida que otros salen para generar un bucle infinito que dure tanto como la audiencia aguante, pudo tener sentido, pero no. No, porque cuando ya han pasado por la casa los carismáticos y se recurre a gente aburrida la cosa cansa.

Pero sin duda, lo que ha provocado mi hastío han sido los propios concursantes. Con la salida de Melania (Piero me da igual) y la expulsión de Amor (Andallá me importa aún menos) no encuentro a nadie que me interese en la casa. Ni Ainhoa que antes me gustaba y ahora no aguanto, ni el pesado de Pepe, ni ningún otro. Tras esas expulsiones, y la anterior salida de la Legionaria, ya nada tenía interés. Y menos por lo que estaba por llegar…

También me ha influido que converjan en la casa gente de ediciones que no vi y a priori no me interesan. Ana Toro ha sido un descubrimiento, aunque en dosis pequeñas, porque si no se hace cansina con su teatralidad. Me importa un bledo si la que estaba casada entra con el tipo ese, o si vuelven a meter al señor que se ha comido a Dani el sucio, el cual ya no es tan sucio.

Y la puntilla fue el regreso de Jorge Berrocal y María José Galera, ¡qué pereza me daba volver a verlos! Desde entonces no he visto prácticamente nada del concurso, y lo poco que he visto no me ha enganchado. Ni me he enterado por qué ha salido la Galera ni me interesa lo más mínimo a quién meten ahora de pareja de Berrocal.

Cuando empezó El Reencuentro eché de menos que hubiese gente de las dos primeras ediciones, pero cualquier cosa menos esos dos, por favor. Y yo me pregunto, ¿dónde demonios está Marta López y porqué no la han metido todavía emparejada con quien sea?

Estando ya fuera a Fresita, Aída, Melania, Amor, Raquel y Noemí, La Legionaria, Inma y La Marquesa… ya está todo dicho, no hay más dónde rascar. Y es que teniendo a casi todos los grandeshermanos ansiosos por volver a entrar, han elegido muy mal a quienes metían, y los que han elegido bien han durado poco.

Digamos que la trifulca de Bea y Melania fue el salto del tiburón de esta edición, y después de eso, ya nada ha despertado mi interés.

Que se acabe ya esta edición, que hasta los índices de audiencia de las galas se están resintiendo, el martes pasado 18,8% de share, por debajo del psicológico 20%. Sigue siendo un buen dato, pero para algo como ‘Gran hermano’ es síntoma de inicio de flaqueza. Espero que reaccionen a tiempo en Telecinco.

El formato necesita ya un descanso, porque si yo me he cansado que hacía siglos que no lo seguía, no quiero imaginar cómo de quemados estarán quienes encadenasen esta edición con la anterior sin apenas respirar.

Anuncios

4 comentarios

  1. Yo sigo al pie del cañón por Pepe. Para mí: ¡¡Pepe ganador!! Si no fuera por él ya los habría mandado a tomar viento a todos hace semanas.

  2. ¿Pepe? ¡no puede ser! Es un falso, todo lo que hace es para quedar bien de cada a fuera y parecer que es más bueno de lo que es… Vamos, lo que decían Inma y la Marquesa, que por ordinarias que sean tenían razón sobre Pepe.

  3. ¡¡Yo por Pepe MA-TO!! XDD

  4. jajaja nooo, es lo peor :P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: