Coches televisivos

Hoy he conseguido aprobar, por fin, el carnet de conducir. Y para celebrarlo, qué mejor forma que hacer un repaso de todos esos vehículos que podría conducir con mi nuevo permiso si viviese en una serie. Estacione cuando pueda.

El coche fantástico

Si hablamos de “coche” y “televisión”, lo primero que nos viene a la cabeza es, cómo no, ‘El coche fantástico’. Ya me hubiese gustado a mí que el coche de la autoescuela fuese tan listo como KITT (¿dónde estabas cuando te necesitaba, KITT?) y me hubiese sacado de más de un apuro sin problemas. Eso sí, si yo condujese un coche fantástico sería el de la serie de los 80, porque aunque el nuevo hacía más cosas y hasta se metamorfoseaba cual transformer, todos sabemos que el que molaba era el original. Lo que no sé es si para poder pilotar a KITT se necesita un carnet especial para ser tan chulo como Michael Night, qué yo no tengo esos rizos y esas camisas de pecho lobo.

Los autos locos

He de reconocer que a mí la velocidad, de momento, no me seduce porque soy algo miedoso al volante, así que no sé si sería capaz de enfrentarme a Pierre Nodoyuna y su perro Patán en una carrera, y menos con el nivel de locura que había en esas competiciones. Pero en caso de animarme, tendría que pensarme si coger el Rocomóvil de los trogloditas Piedro y Roco, el Compact Pussycat de Penélope Glamour, el Súper Chatarra Espacial, el Alambrique Veloz o el Espantomóvil, una difícil elección. Si la serie se hiciese hoy día, no sé yo qué diría la DGT sobre ella…

La furgoneta del equipo A

Con mi permiso de conducir no sólo puedo coger coches. Si un grupo de fugitivos que huyen por un crimen que no cometiesen irrumpiese en mi rancho, yo podría ayudarles a conducir la furgoneta más famosa de la historia de la televisión, siempre y cuando Hannibal me dejase, claro. ¿No sería genial vivir en la carretera haciendo paradas para resolver problemas de hijas de granjeros de forma trepidante mientras hablas por el camino con Fénix y te unes a las discusiones entre Murdock y M.A?

El coche de la familia Simpson
 

La serie ‘Los Simpson’ nos ha dejado para el recuerdo tres coches memorables, tres. El primero de ellos es, cómo no, el coche rosa de la familia. Un coche algo quemado para llevar a los seres queridos, bebés con sillita incluídos. Y recordad, si vais a Nueva York, cuidado con dónde aparcáis.

El Homer

El segundo coche mencionable de ‘Los Simpson’ es “El Homer”, un coche que no llegó a salir al mercado y cuyo prototipo, creado por Homer J. Simpson para Powell Motors estaba llamado a ser el coche que necesita cualquier ciudadano norteamericano. ¿Quién no quiere un coche cuya bocina toque “La cucaracha”? Eso sí, no se lo mencionéis al Tito Herebito, que aún hoy se pone malo cuando se acuerda de este coche.

El Cañonero

Y terminando con ‘Los Simpson’ tenemos no un coche, sino un carraco. ¿Quién no se compraría un Cañonero tras oír la canción de su anuncio? ¡Huele a chuleton! Mítico.

Coches desesperados

Si vives un barrio residencial americano como Wisteria Lane, quizás la mejor opción sea comprarte un todoterreno como el de Susan o un monovolumen que te sirva tanto para llevar a tus numerosos hijos como para hacer la compra en un macro centro comercial. No obstante, yo prefiero la opción de Edie Britt de comprar un descapotable deportivo, que da más juego a la hora de salir al porche a lavarlo de forma provocativa.

El de Los Picapiedra

El coche de los Picapiedra no sé si necesitaría carnet de conducir siquiera porque era a propulsión de pies, lo que si tengo claro es que es la mejor opción para ir a comprar comida para llevar, especialmente costillas de dinosaurios. ¡Qué lástima que el McAuto no sirva comida de jurásicas proporciones!

Y vosotros ¿qué coche televisivo os gustaría conducir?

Anuncios

6 comentarios

  1. ¡El impala de Dean en Sobrenatural, por favor!

    Y gracias por recordarme los autos locos, la de veces que vi sus 20 capítulos repetidos una y otra vez cuando era peque.

  2. El coche de Pierre Nodoyuna tenía su punto y el de Los Simpson ha sufrido tanto que sería una buena opción :p

    A mí me gustaban las furgos amarllas de “Los Vigilantes de la Playa”, con tanto compartimento para dejar cosas los veía muy prácticos. También me gustaba el que Mary-Louise Parker conducía cuando empezó “Weeds”, que tenía los tapacubos giratorios.

  3. Por cierto, enhorabuena Álvaro :)

  4. @Danijt7 Los autos locos es una de esas series que las veias de pequeño y pensabas que tenía muchos capítulos, y ahora de mayor te enteras que eran sólo 20 episodios y es como ¡¿de verdad?! jeje

    @Teléfila Gracias! ^^ Cierto es que las furgos de los Vigilantes molaban muchísimo!!

  5. Knight Rider nunca la vi, pero la cabecera tiene su puntillo.

    ‘Los Autos Locos’ eran y son la leche. Mis favoritos eran los hermanos Macana, se pegaban porrazos entre sí como nadie. Y muy cierto lo de los episodios. Yo pensaba que había tropecientos mil y luego sólo 20. Me quedé WTF.

    Uyyy, El Equipo A… ya casi ni me acuerdo.

    ‘Los Simpson’ no lo veo.

    Y coincido, los descapotables son los mejores. Y Eddie Britt es la leche. No corta ni un sólo pelo la tía.

  6. @Álvaro de nada y sí, siempre pensé que “Los Utos Locos” duró un montón y son muy pocos episodios. Admito que la descargué porque es algo que hay que tener.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: