¿Dónde están los fans de ‘Boardwalk empire’? Dormidos tal vez

Me ha sorprendido la evolución de las críticas y comentarios que se leen por la blogosfera en torno a la serie ‘Boardwalk empire’. Cuando se estrenó, pocos fuimos los que nos atrevimos a confesar que esta serie se nos antojaba un tostón del quince, y ante tal revelación fuimos tachados de incultos y poco más y somos apedreados.

Y es que tras el piloto todo eran alabanzas, subirla a los altares y denominarla como obra maestra. No cantemos victoria tan pronto señores, que eso es sólo el piloto. Y curioso es que, tras tanta exaltación, la marea de fanáticos de la serie se diluyó cual espuma de mar en la orilla, como en los créditos de la serie. Ya no se oye ni una voz, ni se lee una triste entrada de blog que diga lo interesante que sigue siendo ‘Boardwalk Empire’.

Es fácil (relativamente fácil, entiéndase) conseguir un éxito de estas características sumando los ingredientes que tenía ‘Boardwalk empire’: mucho presupuesto, un piloto dirigido por un gran cineasta de relumbrón, una historia oscura, ambientación de época con la que lucirse, y más presupuesto. Con estas mimbres, ¿cómo no nos va a quedar un capítulo piloto primoroso?

El problema es que una serie no es una película, y no puede vivir una temporada completa de las rentas de un bonito piloto. Y claro, cuando pasamos a tener un presupuesto más ajustado y no tenemos ya a ese cineasta dirigiendo los siguientes episodios la cosa cambia. Las luces de Atlantic City deslumbraron y ahora no brillan igual. ¿Qué nos queda ahora? Esa ambientación de época que no es otra cosa que un sopor mortal. Y ahí es donde quedan los fans de la serie que tanto la alababan, dormidos como lirones presas del aburrimiento supino que supone una serie de tan elevada exquisitez. El mérito de una serie no es sólo llamar la atención en el comienzo sino mantenerse después.

Pero tranquilos, que no sois los únicos que le estáis dando la espalda a ‘Boardwalk Empire’, también lo está haciendo la audiencia americana. Nada menos que 4,8 millones de espectadores vieron el piloto de la serie, cifra que bajó a los 3,3 y 3,4 millones en su segundo y tercer episodio, para después caer hasta los 2,5 millones en su cuarto episodio, una caida bastante considerable. ¿Se arrepentirá la HBO de haberla renovado para una segunda temporada tan pronto?

Se ve que la miel no está hecha para la boca del asno, y al final va a resultar que yo no era el único asno, que hay más que no sabían que lo eran. Venga, poneros un capítulo de ‘Gossip Girl’ o sintonizad ‘El diario’, que lo estáis deseando.