Análisis: ‘Fresa ácida’

Antes de comenzar a ver el programa ya hay dos cosas que me resultan raras. Lo primero que me extraña es la forma de programarlo, ya que se va a emitir sólo los jueves y domingos, siendo un programa de access prime time y lo lógico sería una emisión diaria más continua. Y lo otro extraño fue la hora de inicio, a las 21:55. Un programa que se supone que es de access prime time qué pinta comenzando en pleno prime time y retrasando el plato principal al segundo prime time. Yo creo que esto limita las ya de por sí maltrechas opciones de ‘Acusados’, ya que a la hora que empezó la gente ya estaría viendo otra cosa.

El programa no está mal, no se hace muy largo pero tampoco es la monda. Es un programa de actualidad que trata los temas con pretendido humor, pero paradójicamente, me pareció que el programa estaba grabado. ¿Un programa de actualidad grabado? No es que sea un pecado mortal, pero el directo ayuda a dar veracidad a un programa que se supone pegado a la actualidad.

Por otro lado, comentar que parece que ‘Fresa ácida’ es una evolución de ‘G-20’, pues conserva muchos puntos en común, como el tono o la estructura de ranking, pero ha cambiado las cosas que lo lastraban, como el presentador o el hecho de que el ranking tuviese demasiados puntos, que ahora son diez.

El trío de presentadoras, bien y mal. Cintia Méndez ha estado correcta, haciendo un papel de conductora más seria y centrada, y Carmen Alcayde también bien, bastante suelta, en la línea tomatera y notándosele que tiene tablas en un formato de este estilo. Adriana Abenia en cambio me ha parecido simplemente insoportable. Hace un papel de graciosilla medio pija medio chabacana (creyéndose graciosa por decir constantemente “breva”) y no ha parado de gritar y molestar. Y también hay un personaje en off, el jefe o Charlie lo han llamado, pero apenas se le ha notado.

Seguir leyendo