La 2 despide a la Muchachada y afronta una posible fusión

Dos noticiones sacudieron ayer a La 2, esa cadena en la que se supone que no pasa nada aparte del torneo de magníficos de ‘Saber y ganar’.

Uno fue la salida del canal de los chicos de Muchachada Nui, y el otro la sombra de la fusión que se cierne sobre el canal.

Hace un tiempo se comentó que los muchachos no estaban contentos con el trato recibido en la televisión pública, como recogía aquí Ruth, y que incluso están cansándose de ‘Muchachada Nuí’, o más bien que comenzaban a sentir que ya habían cumplido un ciclo con este formato y querían experimentar cosas nuevas.

Así ha sido y ayer se anunció oficialmente que los chicos de ‘Muchachada Nuí’ dejarán La 2 tras esta cuarta temporada y se embarcarán en un nuevo proyecto, que se verá a partir de septiembre en Neox, el canal de TDT de Antena 3.

Según palabras de Flipy, productor ejecutivo del programa, así será el nuevo proyecto:

“Vamos a hacer por primera vez una sitcom al uso, costumbrista, pero con el sello de humor absurdo y surrealista que nos gusta y del que ya tenemos algo escrito”

Además, afirma que los personajes del mundo de ‘Muchachada Nuí’ (Enjuto Mojamuto, Marcial, etc.) no volverán.

Me parece un gran acierto que Joaquín Reyes y compañía hayan fichado por este canal. Se trata de un sitio donde tendrán una posición privilegiada y libertad creativa, pero sobre todo donde no tendrán presiones de audiencias. Por esas mismas razones ya prefirieron en su día decantarse por La 2 en lugar de por Cuatro, y creo que se ha vuelto a repetir la historia. Porque está claro que si se hubiesen marchado, por ejemplo, a laSexta apenas hubiesen bajado del 5% los habrían puesto en la calle, como el pasó a Berto.

Y para colmo va Oliart y anuncia su intención de fusionar La 2 con el nuevo canal Cultural.es, canal que por cierto ni siquiera ha visto la luz en abierto (se supone que se estrena dentro de un mes) y sólo ha emitido en pruebas dentro de plataformas de pago. Y digo yo, ¿qué sentido tiene crear un nuevo canal cultural, echarse flores y luego fusionarlo con un canal preexistente?

Fusionar La 2 con Cultural.es y no crear ese último canal, es lo mismo. Entonces no se yo a qué viene ese gasto de dinero en la creación de un nuevo canal para luego mandarlo a paseo a las primeras de cambio, aunque también sea dicho, ni siquiera se ha creado de cero, pues Cultural.es es la fusión de los antiguos Canal Clásico y DocuTVE. Por tanto, todo es involución.

No voy a decir que, en caso de que desaparezca, vaya a echar de menos a Cultural.es porque a fin de cuentas no he llegado a conocerlo, pero sí que me da pena pensar que La 2, sin la losa de ciertos programas-compromiso podría haber llegado a ser una interesante propuesta alternativa. Aunque no parece que el viejo Oliart sepa qué es eso o no está por la labor.

Anuncios

No sé nada de televisión pero voy a dirigir la pública

alberto oliart

Normalmente me niego a confirmar que España sea un país de pandereta, y también a recriminar una posición tercermundista de nuestra televisión con respecto a la yanqui.

Pero hay días negros que me quitan la razón. Hoy es uno de ellos.

El hasta hoy presidente de RTVE, Luis Fernández, ha dimitido y el nombre de su sustituto suena a risa, y no menos lo que viene después.

Luis Fernández ha hecho una buena gestión en la que además de crear contenidos con buena imagen y cercanos a la función de servicio público han conseguido algo muy importante, ser líderes de audiencia. Y más aun, los Telediarios han ganado en credibilidad, algo básico para una oferta pública.

Pero lo malo no es quien se va sino quién entra. Para ocupar su cargo han nombrado a Alberto Oliart, un señor de 81 años, licenciado en Derecho, que fue Ministro de Defensa. ¿Por qué? Ni se sabe. Alguien podría pensar que en sus ratos libres este señor es un amante de la caja tonta y podría hacerlo bien. No es el caso. El propio Oliart, en sus primeras declaraciones ha dicho:

“No sé nada de televisión, pero es lo mejor para juzgar en este cargo”.

No señor, no es lo mejor. Lo mejor es saber mucho, muchísimo de televisión. La cadena pública no está para pagarle las prácticas en dirección de empresas audiovisuales a un señor que debería estar disfrutando de su pisito en Torrevieja. La cadena pública no es un banco de pruebas ni un sitio en el que meter a amiguitos a entretenerse, al menos no debe serlo en sus puestos más altos.

Sigue leyendo