Piloto: ‘True Blood’

trueblood

Yo no siempre, o más bien casi nunca, sigo las series al mismo ritmo que los demás. No las veo a ritmo de EE.UU. porque espero al doblaje, pero tampoco dispongo de canales digitales para verlas. Y en los canales generalistas desistí de verlas. Así que, P2P mediante, sigo las series al ritmo que buenamente me da la gana.

Digo esto, porque si comento pilotos de series que tenéis ya más que vistas, no digáis que soy el reloj de Pamplona.
Un piloto que he visto recientemente ha sido el de ‘True Blood’, la serie de vampios creada por Alan Ball para la HBO, y no me dejó muy satisfecho.

Según lo que había leído por diferentes blogs, éste era el supuesto mejor estreno de la temporada, que si lo fuere no lo es por méritos propios sino por la escasez de competencia. También he leído que la serie mejora en sucesivos episodios, y más le vale, porque el episodio piloto es un nifú-nifá completo.

Para empezar, la protagonista no me gustó en absoluto. El personaje interpretado por Ana Paquin (conocida en el mundo de la Ci-Fi por interpretar a Pícara en la saga cinematográfica X-Men) no tiene carisma ninguno. Muchas han sido las heroínas de la pequeña pantalla, desde Xena a Buffy, pasando por Sydney Bristow, pero ninguna antes me había parecido tan sosa y plana. Aunque posiblemente a quien más recuerda con esa coleta rubia sea a Veronica Mars, pero a la cual no se acerca en nada más que el físico, porque le falta muchísimo para tener el carisma de la joven detective. Tampoco queda bien planteado en el piloto quién es, pero sobretodo qué poderes tiene.

El vampiro, por su parte, tampoco rezuma carisma y es más bien sosainas. Sólo se limita a entrar, salir y ser misterioso.

Pero sobre todo: no queda muy claro el conflicto. ¿La serie va sólo sobre el amor imposible entre un vampiro y una mortal? ¿Es, en definitiva, Romeo y Julieta con vampiros? ¿o tiene más que dar? ¿Qué papel juegan en todo la prota y sus poderes?

Sigue leyendo