¿Dónde están los fans de ‘Boardwalk empire’? Dormidos tal vez

Me ha sorprendido la evolución de las críticas y comentarios que se leen por la blogosfera en torno a la serie ‘Boardwalk empire’. Cuando se estrenó, pocos fuimos los que nos atrevimos a confesar que esta serie se nos antojaba un tostón del quince, y ante tal revelación fuimos tachados de incultos y poco más y somos apedreados.

Y es que tras el piloto todo eran alabanzas, subirla a los altares y denominarla como obra maestra. No cantemos victoria tan pronto señores, que eso es sólo el piloto. Y curioso es que, tras tanta exaltación, la marea de fanáticos de la serie se diluyó cual espuma de mar en la orilla, como en los créditos de la serie. Ya no se oye ni una voz, ni se lee una triste entrada de blog que diga lo interesante que sigue siendo ‘Boardwalk Empire’.

Es fácil (relativamente fácil, entiéndase) conseguir un éxito de estas características sumando los ingredientes que tenía ‘Boardwalk empire’: mucho presupuesto, un piloto dirigido por un gran cineasta de relumbrón, una historia oscura, ambientación de época con la que lucirse, y más presupuesto. Con estas mimbres, ¿cómo no nos va a quedar un capítulo piloto primoroso?

El problema es que una serie no es una película, y no puede vivir una temporada completa de las rentas de un bonito piloto. Y claro, cuando pasamos a tener un presupuesto más ajustado y no tenemos ya a ese cineasta dirigiendo los siguientes episodios la cosa cambia. Las luces de Atlantic City deslumbraron y ahora no brillan igual. ¿Qué nos queda ahora? Esa ambientación de época que no es otra cosa que un sopor mortal. Y ahí es donde quedan los fans de la serie que tanto la alababan, dormidos como lirones presas del aburrimiento supino que supone una serie de tan elevada exquisitez. El mérito de una serie no es sólo llamar la atención en el comienzo sino mantenerse después.

Pero tranquilos, que no sois los únicos que le estáis dando la espalda a ‘Boardwalk Empire’, también lo está haciendo la audiencia americana. Nada menos que 4,8 millones de espectadores vieron el piloto de la serie, cifra que bajó a los 3,3 y 3,4 millones en su segundo y tercer episodio, para después caer hasta los 2,5 millones en su cuarto episodio, una caida bastante considerable. ¿Se arrepentirá la HBO de haberla renovado para una segunda temporada tan pronto?

Se ve que la miel no está hecha para la boca del asno, y al final va a resultar que yo no era el único asno, que hay más que no sabían que lo eran. Venga, poneros un capítulo de ‘Gossip Girl’ o sintonizad ‘El diario’, que lo estáis deseando.

Series “Uff, qué pereza”. Parte 3.

Todo el mundo hablará hoy del estreno de ‘Boardwalk empiere’ poniéndola por las nubes, y yo también voy a hacerlo pero a mi manera. No la he visto y no me apetece hacerlo. Así que tras una larga e interesante conversación ayer vía twitter con @Jaina_S, @MissMacGuffin o @Spidermarga entre otros, llegué a la conclusión de que era el momento de traer de vuelta esta sección amada por unos (yo) y odiada por otros (el resto), las series “Uff, qué pereza”.

Todo comenzó con el siguiente tweet mío:

Es leer “serie centrada en los años 20 de Atlantic City” y un bostezo irrumpe en mi boca, ¿no os pasa a vosotros?

No me faltaron palos, como podéis imaginar, pero la conversación se animó bastante y hablamos, entre otras disertaciones, de lo pretenciosa que se está volviendo la HBO, del tufillo a “elevado” que desprenden todas sus series nuevas y cómo algunas veces se olvidan de las señas de identidad televisivas y de la función de entretenimiento.

Así, sin más dilación, aquí tenéis otra entrega de “Uff, qué pereza”, cinco series más que se supone que debería ver pero que no me apetece lo más mínimo:

‘Boardwalk empire’

La serie que ha motivado este post. De verdad, no niego que pueda tener mucha calidad, sobre todo en vista del presupuesto que tiene. Pero a mí una serie sobre la América de la Ley Seca no me llama nada la atención. Me aburro sólo de leer la sinopsis. Gangster y contrabando de bebidas alcohólicas, pues mira que bien. Los yanquis son muy cansinos con esa época de su historia y no tengo ganas de verla por enésima vez, que luego dicen que el cine español es cansino con la Guerra Civil… Lo que sí he visto de la serie son sus títulos de crédito y tengo que decir un par de cosas. La primera es que por el pastizal que cuesta ya podía notarse menos que el prota está ante un croma, y la segunda que son unos créditos bonitos, sí, pero muy poco novedosos, siguiendo el manual “guía para hacer unos créditos alabados en un canal de cable”, nada nuevo bajo el sol, demasiado largos, dando vueltas al mismo concepto (nubes y botellas de alcohol en la playa) y abusando de la fórmula de éxito que otras series ya probaron.

‘Hermanos de Sangre’ / ‘The Pacific’

Dos por el precio de una. No son lo mismo, no son exactamente una continuación de la otra, pero la temática sí es igual, y ese es el motivo por el que no veo, ni veré, ‘Hermanos de sangre’ o ‘The Pacific’. Además, como son miniseries, las junto y así os hacéis una idea de que es una serie, que de eso va el post. Las ficciones de guerra no me gustan, me da igual que sean un espectáculo visual y que la fotografía esté cuidada al máximo, no quiero ver historias de heroicos soldados que luchan por las barras y las estrellas, que a mí todo ese discuro del “iú-es-ei”, la grandeza de la patria, el águila y el god que bless todo, no me entran ni con sangre, por muy hermanos que sean los que la derraman.

Sigue leyendo