Análisis de las novedades de RTVE (VI) Prime time de La 2, series extranjeras y Clan

Última entrada del análisis a los cambios de RTVE. Comentado ya el day time de la segunda cadena de RTVE, queda por repasar el horario de máxima audiencia de La 2. No obstante, también hay una alusión a Clan.

El cambio del prime time de La 2 se ha venido produciendo progresivamente durante estos meses atrás, y tiene que ver con la ocupación de la franja de horario estelar de la semana por películas, concretamente por cine español, cine europeo y cine independiente.

No se ha aclarado bien qué emitirán los fines de semana, pero de lunes a viernes habrá cine, y los viernes anuncian documentales de prestigio, no explican si dentro de ‘La noche temática’ o de ‘Documentos TV’.

Volviendo a lo del cine, por un lado es bueno y por otro no. Bueno porque por fin Televisión Española hace una apuesta fuerte por nuestra cinematografía, y malo porque para eso no era necesario dar en las narices a otros productos, como las series extranjeras.

Como ya comenté brevemente en la entrada sobre el prime time de La 1, puedo entender que se restrinjan las series más “comerciales”, pero como pasa por el cine, deberían de dar luz verde a series europeas y series menos comerciales.

En realidad la gran perjudicada es ‘Mujeres Desesperadas’, ya que es la única serie que tenía buenos resultados comerciales en La 2. Pero puedo entender que no encaje con la nueva imagen de cadena que quieren dar, así como tampoco las típicas sitcoms que han llenado las tardes de la cadena desde siempre, antaño series como ‘Will & Grace’ o ‘Ellen’ y más reciente otras como ‘La guerra en casa’ o ‘Viviendo con Derek’ o series de aventuras como ‘Smallville’ (la otra serie con aceptación del canal) o ‘Hércules, sus viajes legendarios’. No pegan con una cadena cultural, aceptamos.

Pero La 2, erigiéndose como canal de contenidos alternativos nos debería traer, no sólo el cine independiente, sino las series poco comerciales. Me refiero a esos productos, sobre todo de cable, que nunca serían emitidos por los grandes canales generalistas, y por supuesto a un horario decente. La2 ha emitido grandes series extranjeras en su historia, como las aclamadísimas por la crítica ‘El ala oeste de la Casa Blanca’, ‘Doctor en Alaska’ o ‘A dos metros bajo tierra’, pero normalmente lo ha hecho en horario de madrugada. ¿Por qué no darles espacio de prime time a series de este tipo que demanda el público minoritario?

Y yendo un poco más allá, ¿por qué La 2 no se dedica a buscar entre lo mejorcito de las series europeas, que nunca nos llegan, para ofrecérnoslo? Estaría bien ver alguna cosilla, que de la BBC algo nos llega, pero tienen muchas miniseries  que pintan interesante, y seguro que también hay algún producto interesante en Europa que no sea británico, de Francia no nos llega casi nada, y en Alemania seguro que hacen algo más que series policíacas.

Si quereis leer más del tema, os remito a la entrada de Hablando de Series, en consonancia con esto. Opinión con la que coincido mucho, sobre todo cuando dice que la decisión es “extremadamente purista y muy equivocada.”

Saliéndonos un poco de La 2, dirijamos nuestra mirada a Clan. ¿Lo de eliminar las series americanas de RTVE también va por el canal infantil? Lo dudo mucho, pues además de ‘Cuéntame’ no tienen nada que poner en prime time y late night, donde ahora emiten en bucle infinito series como ‘Smallville’ y ‘Buffy, cazavampiros’, y por no hablar ya de los propios contenidos infantiles. Como me comentaba en la entrada anterior Teléfila, una cosa es series extranjeras y otra los dibujos extranjeros, porque ¿qué iba a hacer Clan sin ‘Bob Esponja’ y ‘Dora la Exploradora’? Evidentemente no pueden deshacerse de ellos con el mismo desprecio con el que han arrojado a las Desesperadas al cubo de la basura, pues apenas hay contenidos infantiles de producción nacional, que eso sí que es una asignatura pendiente del Ente.

Y volviendo a La 2 para cerrar, lo dicho, que lo del cine está muy bien, no digo yo que no, pero las cadenas de televisión son eso, de televisión. Y el cine ya tiene en las salas su propia ventana de explotación, pero si las series no se ven por la tele uno no puede irse al cine a verlas. Por eso, la televisión pública debe ofrecernos productos televisivos de calidad, aunque parezca una perogrullada.

Con esta entrada ya termino mi repaso por las novedades de RTVE. El siguiente post será un recopilatorio.

—————————————————————————————————

Atención: Para leer el resto de entradas sobre las novedades se RTVE sin publicidad dirígete al tema recopilatorio.

“Uff, qué pereza”: Series que debería ver y no me apetece (II)

uffquepereza2

Segunda y última entrada, al menos por ahora, de esta entrada que empecé el otro día, y que habla de esas series que debería ver y no me apetece, a las cuales yo las agrupo bajo el epígrafe de “Uff, qué pereza”. Se trata de esas series tan aclamadas por crítica y blogueros, que generalmente proceden de canales de cable, sobre todo de cable premium y para más señas de la HBO, pero que a mí se me hace muy cuesta arriba ponerme a visionarlas, y que no le encuentro ningún elemento que llame un ápice mi atención.

Mad men. Según las críticas, lo mejor que se ha hecho últimamente. Lleva incontables premios y por lo poco que he visto he de reconocer que tiene una factura intachable y se ve que el producto es muy bueno. Pero el tema no me llama nada ¿publicistas, años 20? Uff, que pereza. Me da la misma pereza que ante una magnífica película antigua (más si es en blanco y negro), que piensas “sí, sé que debería verla y algún día lo haré, pero hoy me apetece algo más ligero”. Esta está entre las que algún día veré y sé que probablemente me gustará, pero me cuesta horrores dar el paso.

Buffy, cazavampiros. Dicen que tras su apariencia chorra de instituto se esconde una serie que va mucho más allá. El humor de Whedon dicen que es magnífico y muchas listas posicionan la serie como una de las mejores de la historia. Incluso tengo una amiga que es la mayor fan de la serie y no para de recomendármela. Pero reconozcámoslo, los inicios de Buffy son muy duros para ponerse ahora con ellos. Empezando porque la primera temporada es ya muy vieja y el lenguaje televisivo ha evolucionado en este tiempo, porque las primeras temporadas no son las mejores, y porque daña la vista verles con los pantalones subidos hasta el ombligo. Algún día la veré, y cuando pasé el trance inicial la disfrutaré, pero hasta entonces, ¡Uff, qué pereza!

Carnivale. Cuando leí sobre ella me parecía interesante. Una serie sobre un extraño circo ambulante antiguo bastante oscuro. Pero una vez más, con la HBO hemos topado. El piloto me pareció lento, aburrido y pretencioso. Me costó acabarlo, por favor, Uff, qué pereza me dio seguir con ella. Si a eso le añadimos que leí que la serie fue cancelada sin tener un final cerrado, las ganas de verla disminuyen hasta casi sacarla de mi lista de series por ver.

Studio 60. Con esta serie me pasa al revés que con muchas. Una serie sobre televisión con Mathew Perry son dos alicientes que me motivaban a verla. Pero tras ver los dos primeros capítulos pensé “Uff, qué pereza”. Todo muy serio, muy cultureta y poco televisivo, y sobre todo, con una fotografía pseudo-cinematográfica en sepia que aburre hasta las ovejas. ¡Qué aprendan de Tina Fey y compañía!

Friday Night Lights. Todo el mundo la pone por las nubes pero, ¿una serie sobre deporte? ¿sobre futbol americano? ¡Uff, qué pereza! De verdad que con esos reclamos no me van a pillar. Sé que detrás de los partidos habrá un drama, con sus familias, amoríos, y tal, pero me dan la impresión de que también me van a meter la moralina americana de la superación, conseguir las metas, U-ESE-Á y las barras y las estrellas. Y no me apetece. Además, por lo poco que he visto, no me agrada la realización que usan tipo independiente con cámara al hombro y demás.

Aquí terminan las series que para mí están catalogadas como “Uff, qué pereza”. No obstante no cierro la puerta a nuevas adquisiciones y tal vez habrá alguna más que ahora no recuerde.