Análisis de las novedades de RTVE (II) ¿Es que nadie va a pensar en los viejos?


El otro día ya conté las conclusiones principales que saco de los cambios que deparan a Televisión Española, y hoy retomo el tema para centrarme en La1, y como esto tiene miga para un análisis en profundidad, en esta entrada hablaré del day time.

Y es que recordemos que dentro de poco más de una semana nos daremos de bruces con la dichosa televisión pública sin publicidad.

Lo que ocupó muchos titulares fue el anuncio de cargarse ‘Gente’, un programa emblemático que deberían haber dejado en su sitio. En más de un blog leí cosas tipo “¡bien, por fin quitan ese programa de sucesos tan macabros!”. Parece ser que esas personas no sintonizan La1 por las tardes desde hace siglos, ya que desde hace bastante tiempo ‘Gente’ no es lo que era, no es lo que muchos recuerdan.

Bien es cierto que hubo una época en que la sección de Pepa Bueno era un listado de las noticias más funestas del día. Aunque tampoco se hacía de mala manera, pero entiendo que la crónica negra esté fuera de la onda de una pública. Pero en tiempos más recientes, ‘Gente’ había sido muy renovado y se parecía más a un híbrido entre ‘Corazón’ y ‘España directo’ con algo de crónica social amable y reportajes con noticias curiosas, graciosas y entrañables. Poca cosa negra se veía ya, así que no entiendo a qué viene esta desafortunada cancelación.

Y para cubrir su hueco anuncian que alargarán el tiempo de ‘España directo’. Si el programa dura ya bastante, y más durará para cubrir sus propios anuncios que ya no estarán, encima tendrá que desdoblarse hasta que llegue el informativo. ¿Puede el formato aguantar tanto? ¿No es un rollo encadenar infotainment con informativos?

Y querían también deshacerse de ‘Corazón’, ¿estamos locos? La gente se llena la boca diciendo que en la pública no debe haber cotilleos. ¿Han visto el programa alguna vez? Es lo más suave, blanco y tranquilo del mundo. Noticias de sociedad pero desde un punto de vista respetuoso. TVE no sólo puede emitir algo así, sino que debe emitirlo. Porque en la función de servicio público está la pluralidad. Entonces, es más responsable tratar la crónica social desde un punto amable, que no hacerlo y dejar a los espectadores del mundo rosa en manos de otros programas que destripan de peores formas a los famosos. ¿Acaso no tienen derecho las señoras mayores a ver las bodas de la alta sociedad? ¿hay que obligarlas a pasarse al circo de bolas chinas y gritos? ¿o creemos que las podemos entretener con documentales? Pobres señoras…

Sí, La1 es un canal de entretenimiento para el público adulto y anciano, eso no puede olvidarse. Por eso es lógico que las telenovelas sigan su marcha por el canal, y no podemos pedir que las quiten. Lo que sí debemos pedir es que se emitan telenovelas de calidad, y teniendo en plantel ‘Amar en tiempos revueltos’ no creo que nadie pueda toser a TVE en este asunto.

Y en esa línea de entretenimiento blanco estaba el tan criticado ‘¡Mira quién baila!’, que aunque a título personal me pareciera un sopor, siempre defenderé porque era un perfecto entretenimiento para el público de La1.

Es lo mismo que ‘Cine de barrio’. ¿Es casposo? Sí. ¿Lo vería? No. Pero ¿y lo feliz que hace a los abuelos de toda España, qué?

¿Es que nadie va a pensar en los viejos?

—————————————————————————————————

Atención: Para leer el resto de entradas sobre las novedades se RTVE sin publicidad dirígete al tema recopilatorio.

TVE busca redención en la Semana de los Goya

carmen

 

Esta semana, con motivo de los inminentes premios de la cinematografía española, Los Goya, Televisión Española se vuelca en la emisión de películas patrias. Y lo llamativo es que algunas se emitirán en el prime time de La 1, algo casi insólito, además de en el programa Versión Española, el último reducto que verdaderamente apoya y fomenta a nuestro cine.

 

 

Las películas elegidas son las siguientes:
24 de enero. La 1. “Cha, cha, cha” (1998), dirigida por Antonio del Real.
23 de enero. La 2 “Remake” (2006), dirigida por Roger Gual.
25 de enero. La 1, “Carmen” (2003), dirigida por Vicente Aranda.
28 de enero. La 2, “800 balas”(2002), dirigida por Álex de la Iglesia.
29 de enero. La 1, “El Próximo oriente” (2006), dirigida por Fernando Colomo.
30 de enero. La 2, “El refugio del mal”(2002), dirigida por Félix Cábez; y “El coche a pedales” (2004), dirigida por Ramón Barea.
31 de enero. La 1, “¿Porqué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?” (1993), dirigida por Manuel Gómez Pereira (1993).
1 de febrero. La 1, Gala de los Goya y “El milagro de P. Tinto” (1998) dirigida por Javier Fésser.

Salvo alguna excepción, no emiten nada extraño, sólo los taquillazos, y algunos de ellos ya han sido vistos en televisión varias veces, como “El milagro de P. Tinto”. Y evidentemente, las más comerciales van para La1 y las otras para La2.

Además, emitirán la gala de los Premios José María Forqué, que se celebraron hace ya bastantes días. ¿Para qué emitir una gala si ya se sabe de sobra quien ha ganado? Sin duda es una mala estrategia de lavado de imagen.

Así que no nos engañemos, a TVE le importan mucho más las audiencias que el cine español. Y esto es sólo una forma de salir al paso frente a la polémica desatada por Uteca. Ésta presentó un informe en el que se afirma que TVE se gastó en cine americano unos 10 millones de euros en estas navidades. Lo cual es indignante y nada consecuente con su función de servicio público y de fomento de la cultura del país. ¿Debe una cadena pública gastarse el dinero de los ciudadanos en engrosar las cuentas de una industria extranjera con la que no existe reprocidad?

Hay que tener claro que TVE no es una cadena privada, que su financiación no es igual, sino que es mixta, depende tanto de la publicidad como del Estado. Y si el Estado paga, es para algo. De qué sirven la participación del Ente en producciones españolas o las escuetas campañas de fomento del cine español, si luego sólo hacen llegar al espectador cine Made in Hollywood. Lo único que consiguen incrementar la desigualdad entre nuestro cine y el hollywoodiense.

Sigue leyendo