“Uff, qué pereza”: Series que debería ver y no me apetece (I)

uffquepereza1

Hay algunas series que convencen a la crítica, que son muy aclamadas y que todos los blogueros teléfitos recomiendan con mucho ahínco. Dentro de esas series hay algunas que son casi una obligación verlas si te sientes un teléfito más. Y dentro de esas, hay unas que por más que te las recomiendan o lees maravillas sobre ellas te da una pereza insoportable ponerte con ellas, y el sólo hecho de pensar ponerte el piloto te produce tal somnolencia que ni cuando Aurora tocó la rueca.

A este grupo de series que sé que debería ver pero que no me apetece lo denomino “Uff, qué pereza”. A algunas tal vez le dé una oportunidad algún día, pero otras nunca las veré y preferiré ser un borrico que se pierde obras maestras por pereza.

A dos metros bajo tierra. Aclamadísima por la crítica y uno de los máximos exponentes de esa televisión adorada por los gafapastas que es la HBO. Vi el piloto obligándome a mí mismo y he de reconocer que me pareció que la serie está muy bien. Pero no tengo ganas de ponerme con una serie que me recuerde constantemente que un día estaré “six feet under”. Uff, qué pereza.

The wire. Si eres un gafapasta seriéfilo y no has visto ‘The wire’ tienes un grave problema. De entrada una serie de polis especializados en escuchas telefónicas no me llama. Digamos que no soy el público objetivo de las pelis/series policíacas. De esta en concreto, he visto alguna cosilla suelta, como la escena en que sólo dicen “fuck” como unas tres mil veces, y supuestamente con distintas intencionalidades. De verdad, eso fue la gota que colmó el vaso, me pareció tan mira-que-guay-soy-y-salgo-en-HBO, el colmo de la gafapastada que le eché las cruces para siempre. De verdad, Uff, qué pereza.

Sons of anarchy. Dicen que es un drama casi shakesperiano, otros que toca temas profundos que no te esperas y que los personajes son complejísimos. Pero a mí una serie de moteros de chopper no me llama nada… Uff, qué pereza.

El ala oeste de la casa blanca. Una serie mítica, sin duda. Una serie que encumbró en audiencias y críticas a la otrora exitosa NBC. Debería verla, lo sé. Pero una serie sobre política americana, sobre un presidente yanqui, sobre ellos, con más ración de barras y estrellas que nunca, no me apetece, Uff, qué pereza. Por mucho que salga la vieja que interpreta a McCluskey en ‘Mujeres desesperadas’, y por mucho que Hannah/Belle (‘Servicio completo’) confiese su adicción a ella, no me llama.

Bones. ¿CSI con huesos? Sí, ya sé que todo el mundo dice que es mucho más pero… ¡otro procedimental más! Con lo demonizado que está el término que hace de oro a la CBS desde hace una década. Sí, lo sé, mete algo de comedia y un dúo protagonista que dicen que es bastante interesante, probablemente cuando me decida a verla cambie de opinión, pero hasta entonces para mí es: Uff, qué pereza, un CSI con huesos.

Como podréis comprobar, la HBO puede presumir de haber generado varios títulos que han ido de cabeza a esta lista. Y aún queda la segunda parte de las series “Uff, qué pereza”, que publicaré el próximo sábado. De momento se abre la veda para que me digáis que estoy muy loco por no querer verlas y ser un gafapasta a la última, que no sé lo que me estoy perdiendo, o simplemente para lapidarme.

Y vosotros, ¿tenéis alguna serie “Uff, qué pereza”?