‘Frank de la jungla’: heces, bichos y tacos para la hora de la cena

Anoche Cuatro estrenó el programa ‘Frank de la jungla’ en el access prime time, con la intención de formar un bloque de programas de aventuras (o aventurillas) junto con ‘Pekín Express’.

‘Frank de la jungla’ es un nuevo programa del estilo de ‘Callejeros’ y derivados, no en vano pertenece a la productora Molinos de Papel, que en esta ocasión está protagonizado por un aventurero “peculiar” experto en animales, los cuales mostrará a cámara en sus aspectos más peligrosos o insólitos.

El programa es una especie de ‘El último superviviente’ centrado en animales salvajes y con la técnica de realización de un ‘Callejeros’. Parece que Cuatro, en un ejercicio de originalidad ha copiado sus propios programas de éxito para dar a luz uno nuevo. Y claro, la sombra de Bear Grylls es alargada.

Ese es el principal problema de ‘Frank de la jungla’, que el protagonista no sólo no es el intrépido, genial y estupendo Bear Grylls, sino que es un hombre malhumorado y malhablado que cae bastante mal.

En su andadura, a Frank le acompañan el director del programa, Nacho Medina, y un cámara, Santiago Trancho, que soportan el carácter agrio del protagonista. En el propio programa lo definen como un señor con poca paciencia, que explota fácilmente, pero a mí me huele todo a chamusquina. Porque si tú estás haciendo un programa de televisión en el que eres el protagonista, no nos creemos tus enfrentamientos para que las cámaras no te graben. Emana todo un olor a conflicto prefabricado que tira para atrás. Que por muy de la jungla que seas tú, si el director del programa que te paga el sueldo dice blanco, tú no le vas a gritar negro por pura lógica.

A fin de cuentas, el concepto y el contenido (mostrar animales llamativos en un entorno exótico) están bien, pero definitivamente las formas no son. Ni el personaje, ni el conflicto de teatrillo me gustan un pelo.

Sigue leyendo