Gafes Televisivos: Carmen Alcayde

Durante los cinco años, entre 2003 y 2008, la antes desconocida Carmen Alcayde triunfó con el mítico programa ‘Aquí hay tomate’ en Telecinco. Por aquel entonces se hizo muy popular luciendo canalillo mientras su partener, Jorge Javier Vázquez se reía y criticaba de cualquier famoso farandulero que se le cruzaba.

Alcayde aportaba al programa la frescura y juventud que a Vázquez le faltaban cada vez más. Incluso se llegó a especular que Sardá quería a la presentadora para sus ‘Crónicas Marcianas’. Pero el Tomate acabó prematuramente y sembró la mala suerte en Telecinco, provocando que sus sobremesas se fueran a pique, así como cualquier proyecto en solitario de Carmen.

El primero en llegar fue ‘Las gafas de Angelino’, una versión descafeinada de ‘Aquí hay tomate’ cuya supuesta gracia residía en un adolescente preguntón con gafas de empollón al que Carmen explicaría las novedades corazonescas. Ni Angelino tenía gracia ni Carmen soportaba el peso de una conducción en solitario, pero sobre todo, no había química entre ambos. Fracaso estrepitoso que duró 3 semanas.

Más tarde vinieron dos productos que se presentaron en parrilla casi de manera simultánea.

Carmen se trasladó a Argentina para rodar la primera temporada del concurso ‘Guaypaut’ versión del americano (‘Wipe up!’, de su transcripción fonética viene el nombre de la versión de Telecinco), que a su vez es una mala copia del mítico ‘Humor amarillo’ del país del sol naciente. Telecinco estrenó ‘Guaypaut!’ en Nochebuena y la audiencia no fue nada buena, aunque podía ser perdonable tratándose de un día en que la gente está más pendiente de pelar gambas que de ver la televisión. No obstante, dado que la reposición tampoco fue muy vista, Telecinco decidió guardar en el cajón el programa.

Así, en enero del año pasado llegó el siguiente batacazo Alcayde, ‘Guinness World Records’. Una nueva versión del apolillado ‘El show de los records’ que años atrás presentara Manu Carreño en Antena 3. Ni en prime time ni en la tarde dominical, los datos del programa fueron demoledores y como vino se fue.

La esperanza para Carmen era el regreso veraniego de ‘Guaypaut!’, concurso en el que Telecinco tenía muchas expectativas. El resultado fue el siguiente, batacazo en su estreno en prime time dominical y cambio al late night del mismo día tras reposiciones de ‘Aída’, ¿se puede tener un deshonor peor que el hecho de que un programa de estreno suceda a reposiciones múltiplemente vistas? Pues tiempo después el programa desapareció por completo.

Luego Carmen sustituyó temporalmente a María Teresa Campos en alguno de esos programas nostálgicos, y además participó en ‘Gran Hermano: El debate’, el único programa que no ha conseguido hundir con su presencia.

Y por último, llegó ‘Fresa ácida’, un programa del que ya os hablé, que no tenía gran cosa y que duró menos que nada, llendo y viniendo de la parrilla, que si ahora se emite dos días, ahora uno, me llevo tres y multiplico por cero. Otro fracaso más.

¿Volverá Carmen a tener algún día la aceptación que tuvo en el Tomate? Está chunga la cosa…

Gafes televisivos: José Coronado

Seguimos repasando a los gafes televisivos y hoy, para variar un poco, en vez de hablar de un presentador vamos a echarle el ojo a un actor.

Hubo un tiempo, mucho antes de los bífidus activos en el que José Coronado era un actor de los que se usan como reclamo ante el público.

No se puede decir que fuera una gloria interpretativa a lo Robert de Niro, pero Coronado sí que gozaba de éxitos, y participaba tanto en cine como en televisión. Sin duda su cenit le llegó con la serie ‘Periodistas’. Encarnando a Luís Sanz, el director de la sección local del periódico “Crónica Universal”, la serie aguantó nueve temporadas en pantalla, siendo una de las series mejor consideradas de la época.

Cuando ‘Periodistas’ concluyó su andadura en Telecinco, Coronado fue fichado por la competencia, Antena 3, quien le colocó como líder de otra serie profesional, en este caso de bomberos, llamada ‘Código fuego’. En ella compartía plantel con Maribel Verdú, la ahora musa del célebre cineasta Francis Ford Coppola. Pero ni la fama de su pareja protagónica, ni las explosiones y llamaradas hizo despegar a esta serie que fue flor de un día.

Desde entonces el trabajo más popular de José ha sido anunciar yogures con fibra, haciéndole meritorio del título de “actor que mejor va al retrete y tránsito más regulado”.

Tal vez por miedo a que volviesen a llevarse a la estrella a una serie de éxito, un avispado ejecutivo de Telecinco decidió ofrecerle a Coronado un contrato millonario que lo blindara. Probablemente ese ejecutivo perdió su puesto de trabajo. José Coronado pasó a recibir sueldo de Telecinco, trabajase o no, y en la cadena buscaban un sitio donde colocarlo y rentabilizar su inversión.

Así llegó la serie ‘Los 80’, un intento de explotar la nostálgica fórmula de ‘Cuéntame cómo pasó’ pero trasladando la acción a la ahora sobrevalorada década de los 80. Comenzó con el golpe de Estado de Tejero y no les dio tiempo a avanzar mucho más en la historia.

Después vino ‘RIS Científica’, la adaptación española de la versión pocha de ‘CSI’ que había creado la Telecinco italiana. La serie, con Coronado como líder de investigadores se hundió por méritos propios.

Finalmente, Telecinco recolocó al actor en la serie ‘Acusados’, serie que fue acusada de plagiar a la americana ‘Damages’ por tener un piloto con bastantes puntos en común. No obstante, salvado el escollo inicial, la serie se mantuvo durante su primera temporada en unos datos tibios entorno al 15%. Fue renovada para una segunda, y ya cayó al 10%, fue movida por la parrilla, retrasada al late night y finalmente acabada y olvidada.

Poca suerte tiene este hombre…

Gafes Televisivos: Nuria Roca

Para la tercera entrega de esta serie de entradas sobre los personajes televisivos que traen peor suerte he reservado un plato fuerte. Una mujer cuya carrera merece ser diseccionada. Ella es Nuria Roca, una gafe en la que nadie pierde la esperanza y que puede presumir de ser la única en estar a la altura de Carolina Ferre.

Al igual que la Ferre, no podemos decir que sea mala comunicadora ni que sus fracasos se deban exclusivamente a un mal hacer por parte de la presentadora. Pero también es innegable que todo lo que toca corre una mala suerte sin parangón. Y curiosamente tampoco le faltan ofertas.

He de decir que a mí Nuria Roca no es de mis presentadoras favoritas, pero tampoco me disgusta. Es una chica maja que sabe llevar una escaleta adelante muy bien, pero no la veo muy natural o rápida para improvisar en directo.

Comenzó a aparecer en nuestros televisores con programas como ‘Waku, waku’, un concurso donde varios famosos acertaban preguntas sobre animales. En sus inicios, el programa fue presentado por Consuelo Berlanga, y años  después, TVE1 lo rescató con Nuria al frente, obteniendo un resultado mucho menos exitoso.

Pero no todo han sido fracasos en su carrera. Durante varios años presentó en Antena 3 las variantes de famosos de ‘Supervivientes’ (‘La isla de los famosos’, ‘La selva de los famosos’, ‘Aventura en África’…) con buen resultado. Nuria Roca se encargaba de las galas semanales y Paula Vázquez (y sus bikinis) de las conexiones con la isla, los resúmenes, etc. Curiosamente años después ambas son de los rostros más reconocibles de Cuatro. Pero, ¿recordáis porqué acabó la etapa de ‘Supervivientes’ en la cadena de San Sebastián de los Reyes? Paula Vázquez enfermó de tisis en una de las expediciones y no pudo seguir presentando, teniéndose que retirar por un tiempo. ¿Alguien ha dicho gafe?

En que sí fue un tremendo fracaso fue un programa llamado ‘Buenas tardes’. Corrían los tiempos en que María Teresa Campos (Dios las cría y ellas se juntan) era reina indiscutible de las mañanas en Telecinco y Ana Rosa arrasaba por las tardes en Antena 3 con ‘Sabor a ti’. Así, Telecinco decidió atacar a Ana Rosa con este programa, presentado por Nuria Roca y dirigido por Mari Tere. Fue un desastre enorme, Nuria Roca fue expulsada y la Campos tomó la conducción del programa, donde hacía un debate, entre otras cosas. Fue poco el tiempo que María Teresa tuvo que llevar adelante la mañana y la tarde de Telecinco, porque los datos de ‘Buenas tardes’ no lo permitieron.

Sigue leyendo

Gafes televisivos : María Teresa Campos

Segunda entrega de los gafes televisivos. Quizás o suene extraño ver a esta presentadora nombrada como gafe, pero es un perfecto ejemplo de que lo que sube baja, lo que fue exitoso puede dejar de serlo y que la gente se olvida fácilmente de sus ídolos televisivos.

Hace unos cuantos años, esta mujer era una gran figura de la televisión patria. Dominaba la mañana sin problemas y con sus opiniones hacía ganar o perder a cualquier concursante del reality de turno. Incluso hizo la intentona de hacer doblete mañana y tarde con un programa que duró nada, pero eso tiene una explicación que veremos otro día.

Lo que la Campos no sabía es que se había contagiado del gafe que Carolina Ferre dejó merodeando cuando la sustituyó en ‘Día a día’. Meses después, Mari Tere se cambia de cadena, hace unos cortes de manga a su antiguo jefe de Telecinco y acto seguido era devorada por su enemiga, Ana Rosa, que ahora moraba en su antigua casa.

Ni el clon de su programa en Telecinco, ‘Cada día’, ni su reversión de chisposo título, ‘Lo que InTeresa’ triunfarían, y la Campos tuvo que volver con el rabo entre las piernas a Telecinco, reconvirtiéndose en periodista seria sin éxito ninguno, pues desde su incorporación, ‘La mirada crítica’ cayó en picado con respecto a la etapa de Vicente Vallés, tanto en audiencia como en credibilidad, y finalmente fue cancelado.

Sigue leyendo

Gafes televisivos: Carolina Ferre


A riesgo de que la mala suerte se cebe con mi blog, hoy inicio una serie de entradas en las que repasaré los mayores gafes del panorama televisivo, aquellos personajes, sobre todo presentadores, pero también colaboradores o actores, que tienen a sus espaldas un gran número de cancelaciones, que pasaron de ser ídolos a provocar sopor o que todo lo que tocan pierde audiencia a velocidad del rayo.

Si alguien merece el calificativo de gafe televisiva, esa es Carolina Ferre. Quién mejor que la simpática Carolina para inaugurar esta excelsa lista de ilustres gafes catódicos.

Seguramente ostente varios records televisivos mundiales, mayor número de programas cancelados, menor tiempo en emisión… Y curiosamente no le faltan proyectos. Lo cierto es que no es mala comunicadora, pero haría falta dejar coja a la población mundial de conejos para combatir su mala suerte. Repasemos sus méritos.

Se dio a conocer para el gran público como sustituta de Emma García en ‘A tu lado’, y la verdad es que su simpatía fue un soplo de aire fresco para el programa. También sustituyó a María Teresa Campos en ‘Día a día’ y presentó los resúmenes de tarde de ‘Gran Hermano’ y el debate de ‘Gran Hermano VIP’. Incluso dio las Campanadas de 2003 en Telecinco, cadena en la que vivió esta pequeña etapa de gloria. Hasta aquí sus éxitos.

Después, Telecinco le dio una gran oportunidad, ‘Plan C’, un magacín de prime time con entrevistas y variedades que no pudo obtener peores resultados y supuso el comienzo de su mala suerte. Más tarde, también en la cadena amiga, estuvo al frente de ‘Esta cocina es un infierno’, uno de los pocos realities que no ha triunfado en Telecinco, que ya es mala pata.

Sigue leyendo