Telecinco se apunta un tanto gracias a Youtube

Si antes hablaba del acto violento en sí, en esta otra entrada voy a darle un enfoque totalmente distinto, que nada tiene que ver con el contenido del video, sino con los medios de difusión.

Desde que el jueves por la noche saltara la liebre con “el incidente” en la casa de Guadalix, la noticia corrió como la pólvora por webs y blogs. Debido a las horas en que sucedió, no todo el mundo pudo verlo.

Afortunadamente para los interesados en dicha noticia, no estamos en esa época en la que si tu vecino te contaba una extraña historia sobre un perro, un cantante y una niña con nocilla, tenías que creerle sin más o negarte a creerle pero sin prueba alguna.

Hoy día, gracias a internet, y en especial a Youtube, poco después de la emisión de la mayoría de los contenidos televisivos es posible acceder a ellos online. Sobre todo cuando son de esta “notoriedad”.

Al poco rato Youtube se plagó de videos y más videos del momento de la pelea y de la posterior conversación de Indhira y la “super” en el confesionario. Y a día de hoy hay varios que copan la página principal del portal y se sitúan entre los más vistos.

Y es que Telecinco, quien tenía esa agitada guerra contra Youtube, no se ha molestado en pedir que retiren esos videos que son de su propiedad, como suele hacer.

Claro, se habrán dado cuenta de que muchísima gente no pudo ver en directo la pelea y que después han corrido al portal de videos a verlo, y todo ese boom que se ha ido gestando el fin de semana repercutiría después en la audiencia de otros de sus programas.

Como pasó el viernes con ‘Sálvame Deluxe’, donde estuvo la madre de la concursante, y como pasó ayer con ‘GH: El Debate’, programa para el que se reservaron la conversación entre Mercedes Milá y la recién expulsada.

Sí, Telecinco se ha marcado un gran punto en buena parte gracias a Youtube, ¿se darán cuenta ahora que el portal puede ser más aliado que enemigo?

Esto al menos debería hacerles abrir los ojos a los de Telecinco, y que comprueben que eso que se conoce como buzz les puede reportar más beneficios que las pérdidas que ellos creen.

P.D. La captura de la entrada pertenece a Youtube y corresponde a los 6 videos más vistos del momento en España, 4 de los cuales son relativos a este tema.

Violencia en el reality: dos formas de afrontarlo


Una de las noticias televisivas de la semana es sin duda la agresión de Indhira de ‘Gran Hermano’ a otra concursante. No voy a extenderme en la narración de los hechos porque ya se ha hablado largo y tendido del tema en infinidad de blogs, pero sí creo conveniente remarcar alguna cosilla.

La violencia es algo inadmisible en televisión, al menos en la no ficción. Y en los realities, donde impera el libre albedrío, es imposible que los responsables de los programas puedan controlar los posibles choques entre los participantes. Lo que sí están en su mano son dos cosas: el tratamiento que se le da al hecho y las consecuencias que tenga de cara a las normas internas del programa.

El suceso acaecido en ‘Gran hermano’ trae de nuevo el tema de la violencia a la actualidad, tema que tratamos recientemente con la agresión ocurrida en ‘Pekín Express’. Así, teniendo ambos sucesos recientes en la retina podemos entrar a compararlos.

Cuando pasó lo de ‘Pekín Express’, critiqué en este blog la decisión de la organización de no hacer nada al respecto más que una ridícula charla por parte de Raquel Sánchez Silva. El acto quedó impune y la agresora no tuvo ni que disculparse. Por aquel entonces escribía yo lo siguiente:

Sin duda una acción así no habría pasado tan impunemente ante los ojos de Mercedes Milá en ‘Gran Hermano’. Y sino que se lo digan al Yoyas.

Así ha sido y no es que yo sea adivino. Pero si hay que reconocerle algo a ‘Gran Hermano’ es que siempre se ha mostrado intolerante ante estas actitudes.

Incluso podríamos apuntar a que la agresión de Indhira fue mucho más leve que la de Carles y Silvia, ya que la de ‘Gran hermano’ sólo consistió en insultos y tirar un vaso de agua, y a la de los catalanes hay que añadirle, además de eso, un señor guantazo.

Y es que se supone que ‘Gran hermano’ es un programa más telebasuril, paradigma de la televisión chabacana, pero mire usted por dónde, tiene más mano de hierro que un programa que se mira así mismo con más dignidad y buen gusto.

Y ¡ojo! Yo soy seguidor de ‘Pekín Express’ y no de ‘Gran Hermano’, pero lo valiente no quita lo cortés.

Sigue leyendo