Traduciendo títulos de series: Siempre hace sol entre colegas y cotillas


Publicaba ayer Adri de Hablando de Series una fantástica y divertida entrada llamada “Titula como puedas” sobre los títulos de las series y sus traducciones al castellano. Iba a contestarle en los comentarios de su blog, pero me ha quedado tan largo el comentario que he decidido hacer una entrada directamente.

Como en cualquier cosa, a veces se acierta y otras no, y las traducciones de títulos no iban a ser cosa distinta.

Por lo general, prefiero que se traduzcan los títulos para que la gente entienda algo de qué va la serie o se haga una idea, porque ciertos términos en inglés no dicen nada de nada. Poca gente sabrá a qué se refiere ‘Cougar Town’, pero también es cierto que ese caso es difícil de traducir y casi es mejor eso que “ciudad de cuarentonas que se acuestan con yogurines para superar la crisis de la edad”. O ¿qué narices es ‘Fringe’? ¿“flequillo”? Ya puestos que la nombrasen como “Expediente F”, que parece que van por ahí los tiros.

Y es que está muy de moda dejar el título en inglés, pero yo lo veo un poco contraproducente para presentar las series en nuestro mercado. Por ejemplo, en vez de ‘Being Erica’ ¿no sería mejor “Ser Erica”, “La vida de Erica” o algo así? Cuando no hay traducción posible vale, pero si se puede creo que muchas veces es mejor traducir.

Y es que, al igual que el caso de ‘Cougar Town’, hay otros que son imposibles de traducir. Además de los que cita Adri (Friday Night Lights, Breaking Bad o The Listener) se me ocurren otros como ‘Skins’ (Pieles), ‘Mercy’ (Misericordia) o ‘Chicago Hope’ (La esperanza de Chicago). U otras posibles pero que quedan insulsas, como ‘Bones’ (Huesos) y ‘The Middle’ (El medio, quizás mejor “En mitad de ninguna parte” o algo así). En este sentido, merece especial mención ‘Friends’, en cuyos primera temporada se la denominó “Colegas”, y mal dolor le dé al que se lo puso, menos mal que después lo cambiaron.

En esos casos, sí que veo que lo mejor es dejar el título original. Es el caso de ‘Queer as folk’, título que es un juego de palabras entre la expresión que significa “raro como cualquiera” o “la gente es rara” y el término “queer” que además de raro significa marica. Y por cierto, cuando Cuatro iba a estrenar la serie leí en el 20minutos que la iban a estrenar bajo el nombre de “El amigo marica”. Menos mal que recularon (no hacer aquí chistes con lo de “recular”).

Aunque mejor que dejarlo en inglés tal cual, me gusta la tendencia actual de Título en inglés + Aclaración en español (‘True blood: sangre fresca’, ‘Fringe: Al límite’ o ‘Hung: Superdotado’), claro que eso sólo vale para títulos cortos.

Hay veces que es mejor traducir y cambiar, porque decidme si no suena raro “Casa llena” como ‘Full house’… Eso sí, ‘Lost’ debería ser “Full Island”, porque mira si sale gente por ahí, pero esa es otra historia… También me gusta ‘Entre fantasmas’, porque la traducción literal tiene poco sentido (¿La susurradora de fantasmas?). O “Siempre hace sol en Filadelfia” no sería muy acertado, aunque la manía de poner la palabra “colgados” como sinónimo de “es gracioso” me repatea. También tenemos a ‘Caso abierto’, bastante mejor que un “caso frío” para ‘Cold Case’.

Pero otras veces se inventan totalmente los títulos, y eso tampoco es. Es el caso de ‘Less than perfect’ que sería “menos que perfecto” y que tradujeron por ‘Como la vida misma’. ‘Just shoot me’ que sería “sólo dispárame”, pues iba sobre revistas y fotógrafos, la tradujeron no se sabe porqué como ‘Dame un respiro’.

Sigue leyendo

Cuando el protagonista pasa desapercibido, o el poder de los secundarios

Normalmente, toda serie de televisión o película está pensada para que su protagonista o protagonistas sean los personajes más carismáticos, los más queridos o con los que más se sientan identificados los espectadores. Pero pasa a veces que estos protagonistas son demasiado neutros, demasiado buenos, nunca se equivocan, no hacen nada malo y caen en el error de ser unos sosos con respecto a unos secundarios que, al tener menos “responsabilidades” con la serie, acometen más locuras o acciones más interesantes. Así, en ciertas series tenemos la sensación de que nos gustaría que cambiasen el foco de sitio para ver qué sigue haciendo el secundario cuando sale de plano, nos gustaría esquivar al protagonista y mirar qué ocurre tras él.

tedmosbyQuizás el caso más llamativo sea el de Ted, el protagonista de ‘Como conocí a vuestra madre’. Aunque a mí no me cae mal ni me parece insoportable, como puede leerse en muchas opiniones de otros blogs, sí que está claro que su personaje es el más soso, con diferencia, de su grupo de amistades. Prefiero a Lilly y Marshall, y reconozco que Barnie destaca mucho más, aunque nunca he conectado del todo con ese personaje que tanto suele gustar. Incluso la estable Robin tiene salidas más llamativas que las de Ted.

willgraceSiguiendo dentro del género sitcom, tenemos el ejemplo de ‘Will & Grace’. En esta serie, sus dos protagonistas no dejan de ser divertidos, pero poco en comparación con los dos secundarios, Karen y Jack. Mientras que Will y Grace están más centrados y cargan con las tramas dramáticas, los otros dos están para aportar locura y comedia, haciéndoles brillar más.

En ‘Ugly Betty’ pasa que, aunque la protagonista sí que tiene cierto carisma y gracia, no está a la altura de unos grandiosos secundarios. Mientras que Betty puede aburrir en muchas tramas relacionadas con sus amores o la familia Meade, destacan personajes como Amanda y Marc, cuya locura y excentricidad ensombrece a la protagonista. Claro ejemplo de ello es promo de “la casa ABC” en la que Amanda tiene más protagonismo que Betty. Y tampoco se quedan atrás la perfecta enemiga malvada que es Wilhelmina, o el sobrino gay de Betty, Justin, quien tiene frases de oro.

Sigue leyendo

Las series ya no eligen Cuatro

lasserieseligencuatro

Cuatro es una cadena que desde sus inicios mantuvo una fuerte apuesta por las series ficción, especialmente internacionales. Cosa que ya no parece ser así.

Las series extranjeras plagaban la parrilla de Cuatro, tanto en daytime como en primetime, y le dieron las mejores alegrías en los inicios de la cadena.

La adquisición de ‘House’ fue una decisión que aun hoy le reporta los mejores datos de primetime, convirtiéndose en su “gallina de los huevos de oro”. Otras satisfacciones han sido ‘Anatomía de Grey’, ‘Entre Fantasmas’, ‘Kyle XY’ y ‘Medium’. Incluso se atrevieron con series extranjeras no americanas, como la británica ‘Invasión jurásica’. Así, la cadena tomó como uno de sus lemas más famosos el de “las series eligen Cuatro”, y ciertamente la cadena cogió fama de dar buen trato a sus ficciones y de seleccionar buenos títulos.

Pero de un tiempo a esta parte, Cuatro no elige tanto a las series, ni las trata como antes. El motivo es que las series reportaban unos resultados estables a la cadena, con unas medias que antes eran superiores a la media de Cuatro. Pero al subir la media de Cuatro, el listón sube, y los resultados de las series ya no llegan a él tan fácilmente. Así, las series han sido desplazadas del primetime, y a poco que hayan bajado han sido sustituidas por cine y mudadas al late night o quitadas, como le pasó hace poco a ‘Medium’.

Actualmente, Cuatro sólo dedica dos primetimes a series, y tan sólo uno es entre semana, el martes, en el que emite ‘House’, su gallina de huevos de oro. El otro es los domingos para ‘Kyle XY’ y ‘Entre Fantasmas’, series que la temporada pasada triunfaron en solitario entre semana.

En cambio, los primes times de Cuatro se están plagando de realities, concursos y cine. Los lunes se emite ‘Granjero busca esposa’, los miércoles cine (antes ‘La batalla de los coros’), los jueves serán ocupados por ‘Saturday Night Live’ (antes cine), los viernes es la noche de los coach y reportajes (‘Supernanny’, ‘Ajuste de cuentas’, ‘Callejeros’), y los sábados cine nuevamente.

Sigue leyendo