RTVE SinPubli: Hecha la ley, hecha la trampa


La edición de este mes de ‘RTVE Responde’, ese programa tan ineficiente como necesario, contestó a la duda que muchos nos hemos planteado y que formuló Juan Ramón Ortega, un telespectador.

¿Por qué en el marco de la nueva Ley de financiación de RTVE, la famosa SinPubli nos meten ciertos anuncios más o menos encubiertos?

Concretamente el espectador hace alusión a dos casos bastante flagrantes: el patrocinio de marcas comerciales de eventos deportivos como la ACB o la Champions League, y el anuncio del disco de Rosario que contiene la canción “Cuéntame” que actualmente se usa como cabecera de la serie ‘Cuéntame cómo pasó’. Esto mismo se planteba unos días Chicadelatele, y ahora tenemos más o menos una respuesta.

Ernesto Real. de la Asesoría Jurídica en Medios y Comercial, le respondió en el video que podéis ver aquí. Cada uno puede juzgar cuan convincente le resulta la respuesta de Ernesto. Que sí, que verdad será, yo no digo que no, pero eso no quiere decir que me convenza, sino que más bien me suena al refrán “hecha la ley, hecha la trampa”.

Puedo entener que ahora estén incluyendo esos patrocinios contratados antes de la entrada de la ley, vale, pero lo que se comenta después de que en un futuro podrán seguir contratando eventos deportivos que lleven adosado por contrato el patrocinio, no lo veo tan claro. Lo más lógico es que RTVE no pudiese acceder a esos contenidos que por definición implican publicidad, ya que entran en contradicción con su propia naturaleza.

Eso sería lo lógico, pero ya se han guardado ellos de crear todas las triquiñuelas necesarias (código nosecuanto, barra nosequé) para que la ley juegue a su favor cuando más les convenga.

Concretamente Ernesto dice:

La ley establece que podríamos emitirlos siempre que para comprar esos derechos resultaran indivisiblemente vinculados a la misma, de otra forma no podríamos acceder a esos contenidos.

Qué palabras tan bonitas así dichas… Y digo yo, con esta “trampa” (o permisión) de la ley, ¿no podría hacerse extensible a otros géneros? Es decir, imaginemos que en lugar de tratarse de una distribuidora de derechos deportivos fuese una productora de series de ficción la que incluyese una cláusula en su contrato que especificase que la serie lleva indivisiblemente vinculada el patrocinio de un producto, ¿podría hacerse?

Y ya sobre lo de Rosario… No. Te pongas como te pongas, eso no es una autopromoción, es publicidad de una actividad comercial (venta de discos de una artista ajena al Ente) en toda regla, y como bien dice Juan Ramón, supone una “discriminación bestial” con respecto al resto de compañeros de profesión.

¿Es posible una televisión sin nada de publicidad?

La nueva RTVE sin publicidad está ya aquí. Aunque no sé si eso de sin publicidad es del todo correcto, o deberíamos decir “sin cortes de publicidad comercial”, porque en mi opinión es absolutamente imposible hacer una televisión sin nada de publicidad, porque la publicidad está en todos lados.

Me explico mejor. Ayer tarde estuve viendo un rato ‘España Directo’ en La 1, y en el programa aparecieron varios no-anuncios. Es decir, no hay pausas publicitarias ni spots de toda la vida, pero en los reportajes aparecían marcas y se hacían claras alusiones a empresas. Recuerdo que algo parecido ya fue motivo de queja en un programa de ‘RTVE Responde’.

Pondré algunos ejemplos: para hacer una de las recetas acudieron a un hotel (Alba de Layos, Toledo), y además de decir claramente y varias veces de cuál se trataba, pusieron varios planos dignos de un anuncio para que se viese lo chulo que estaba. Durante la receta el reportero le preguntó qué tipo de arroz usaba y el cocinero respondío “SOS” (este fue más bien un gazapo, se puede dejar pasar), y después, mientras cocinaban se pusieron a comentar lo bien que estaba el hotel y el spa tan chulo que tiene. Después en otro reportaje acudieron a un balneario (Balneario de Mondariz) donde se hacía terapia anti-tabaco, y también se dijo el nombre alto y claro. Y luego una cata de vinos en la Enoteca Barolo, y varios planos de diferentes marcas de bebidas, Anna de Codorniú entre ellas.

Y es que la nueva normativa de RTVE dice que no pueden “emitir anuncios y cobrar por ello”, pero esto se ve que sí. Y realmente no son anuncios ni se cobra por ello, pero es inevitable que para hablar de ciertas cosas debamos hacer alusión a empresas y marcas comerciales.

Algunos, como el del hotel, están hechos con más intención que otros, como que aparezcan las botellas con su marca. Pero es inevitable. Si el hotel “ayuda” al programa a hacer un reportaje, y por tanto al programa le sale más barato hacerlo, es obvio que qué menos que se sepa dónde está y cómo se llama. Y es muy difícil hacer un reportaje totalmente descontextualizado porque en todos lados hay anuncios, marcas o logotipos.

Otro ejemplo lo he visto hoy en el mismo Telediario. Han hecho una noticia sobre las rebajas y en las imágenes veíamos claramente “El corte inglés”. ¿Por qué ese centro comercial y no otro? ¿Es esto publicidad o información? Pues no se sabe, la línea es tan fina…

Sigue leyendo