Pilotos Otoño 2011: Ronda 1

Estos días con tanto estreno seriéfilo estamos todos como niños con zapatos nuevos (siempre esta frase hecha me ha parecido una mierda porque de pequeño me hacía cero ilusión estrenar zapatos, pero bueno). El caso es que no paran de llegarnos nuevas ficciones y yo tengo que dar mi opinión sobre ellas, aunque sea sin extenderme mucho, aunque muchas no lo merecen. Pilotos… allá vamos!

Ringer: Yo nunca he sido fan de Sarah Michelle Gellar, así que ella no es razón suficiente para tragarme este pufo. La historia no me motiva, ella no me gusta como actriz con su único registro de perrete apaleado, y el misterio no me intriga en absoluto. Y esos chromas tan mal hechos a estas alturas, no.

Up all night: Todas mis ilusiones y esperanzas de esta temporada en cuanto a comedia estaban puestas en esta serie. Soy muy fan de Christina Applegate, pero aquí no está espléndida. O sí, pero el guión es tan malo que ni ella lo levanta. No pasa nada en esta serie, el tono está mal medido (a veces macarra, a veces tierno, a veces paródico…), y lo que es peor: no me río. Y si eres una comedia y no haces reir, mal vamos.

Free agents: La mayor candidata a primera cancelación del año no está tan mal como parece. No me llamaba a priori pero viendo el piloto no quedé disgustado e incluso me reí con ella. Pero esos protagonistas viejunescos teniendo problemas de chick flick puro y duro se me hacen raros, es difícil empatizar con ellos. Pero lo dicho, no está mal.

The Secret Circle: Tenía yo ganas de engancharme a una serie mala-pero-entretenida y ésta era una gran candidata para ello. Pero The Secret Circle es simplemente mala. Tópicos sin chispa, personajes sin chispa, mitología cutre… sin chispa. Sufrí los siete males para llegar al fin del piloto y sinceramente no me quedan ganas de ver a Gale Harold con su única cara posible haciendo de malote. Adiós muy buenas.

Two broke girls: La sorpresa del año. Esto pintaba TAN cutre en el tráiler que me daba hasta miedo. Y no nos equivoquemos, es cutre, en cuanto a decorados de teatrillo, personajes estereotipados y demás, pero sin embargo Two broke girls te hace reir bastante en su primer capítulo e incluso consigue que empatices con las dos chicas protagonsitas. Habrá que seguirla.

The Playboy Club: La esperaba con ganas y me llevé una decepción. Ni los números musicales, ni la ambientación, ni el carismático protagonista consiguieron que la serie no me aburriese en su primer piloto. La trama del asesinato es bastante rollo y al Playboy Club le haría falta estar en una cadena de cable para brillar en todo su esplendor y no quedar soso. Lo único que funciona es el prota, porque ella es una sosa.

New girl: Posiblemente el mejor estreno de la temporada y una agradable sorpresa. Pasemos por alto el error de coherencia de que Zooey esté tan mona monísima en la primera escena y tras ello nos la intenten vender de friki-loser. Ella es adorable, y todo Fox lo sabe. Las situaciones del piloto son divertidas y los tres chicos que la acompañan funcionan muy bien. Todo fluye. Y encima está teniendo muy buena audiencia.

Próximamente, más pilotos.

Anuncios