Más cambios y cancelaciones en Cuatro

Las cosas en Cuatro no van bien. Aunque tienen varias ofertas de prime time fuertes y los fines de semana van bien, tienen un enorme agujero en las tardes, y parte de la mañana.

Pero antes de dar todas las noticias comentaré la llegada de ‘Castle’ a Cuatro. La serie se verá en el prime time del jueves, esa noche en la que ninguna cadena se atreve a poner ninguna oferta fuerte para evitar el enviste del Águila de La 1. Lo tiene difícil, pero quizás sea una posibilidad a tener en cuenta para los que no les gustan los ninjas del Siglo de Oro que mentalidad actual. Así que este jueves, arranca la serie de Nathan Fillion con doble episodio.

Y ahora eso sí, malas noticias.

Como era de esperar incluso antes de su estreno, el serial ‘Valientes’ ha sido cancelado. Las audiencias no iban bien y la cadena cambió de horario el culebrón, lo que supuso la puntilla final. Así las cosas, la semana próxima no habrá ya culebrón, al menos en televisión, ya que los restantes episodios grabados serán emitidos en la web PlayCuatro. Pero que nadie espere un gran final porque pondrán eso, lo que queda, y claro, como ellos no tienen canales de TDT tipo Nova o LaSiete, pues tienen que pagarlo con la web.

Y para sustituirlo, desde el lunes a las 17:15 se verán reposiciones del programa ‘Supernanny’. ¿Por qué, qué sentido tiene? Vaya usted a saber. El target de esta oferta no sé si pega mucho con el de ‘Entre fantasmas’, pero igual consiguen atraer a un puñado de madres por las tardes. Cuatro siempre indecisa sobre su target.

Yo que creo que ya el método de Cuatro para elegir qué nueva cosa ponen en las tardes es simplemente al azar. Tiran un montón de dvds con programas y series por el suelo y sueltan una gallina, y donde se pare, ese programa emiten. No encuentro otra explicación.

Mientras tanto, las sobremesas tienen una solución a corto plazo con ‘Entre fantasmas’. No le está yendo tan mal a la serie que ha colocado la cadena en la sobremesa. Pero eso tampoco significa que le esté yendo bien. Eso sí, las medias cercanas al 6% que consiguen los episodios son para darse con un canto en los dientes, viendo como funcionaban las ofertas anteriores. Sigue leyendo

Anuncios

Cuatro está desquiciada con sus tardes

Ensayo y error. Esa es la técnica que está empleando Cuatro para encontrar la solución definitiva al problema que tiene en sus tardes. Lo malo es que la cosa no está funcionando y los errores se van sucediendo uno tras otro hasta desesperar a la cadena de color rojo.

Parches. Es lo que están poniendo en su parrilla en lugar de buscar soluciones a medio-largo plazo.

Si algún programador de Cuatro viese este gráfico (y lograse comprenderlo, porque sé que me ha salido rarito) debería cuanto menos caérsele la cara al suelo de vergüenza.

Para los que no lo hayáis descifrado, es un calendario de las últimas semanas en el que quedan reflejadas las ofertas que han ocupado las tardes de Cuatro, y que tan poco han durado.

‘Fama: a bailar’ es lo que le funciona bien a la cadena en la franja de sobremesa-tarde, eso lo sabemos todos, y más ellos que por esta razón lo estiran cual chicle. Pero ‘Fama’ no puede ser infinito, y desde que acabó hace algo menos de un mes no hay nada que sepa atrapar a la audiencia. Y parece que tampoco lo vayan a hacer próximamente.

Así llegó ‘Valientes’ a la sobremesa, un culebrón baratuno que por mucha carne de maromo que enseñe, no es una producción que vaya a enganchar al target que tenían con ‘Fama’. O quizás sí sea el target pero la propuesta no es lo suficientemente sólida como para engancharlo. Sea como fuere, la ficción diaria está pasando con mucha más pena que gloria por la sobremesa de la cadena. ¿Hasta cuando? Pues hasta que encuentren otra cosa que poner en su lugar.

Y peor aún está la franja de después del culebrón. Para acompañarlo venía Luján Argüelles y su programa, pero llegó dos semanaa tarde, así que entre medias primero repusieron algún episodio de ‘Entre fantasmas’ así como de ‘Reforma sorpresa’, y cómo no, los siempre socorridos Surferos. Malos resultados. Después probaron con reponer la quinta temporada de ‘Perdidos’. Así rellenaron el hueco hasta que tuviese lista para arrancar la nueva propuesta de la cadena. El problema es que quizás durante esa semana el público que veía Cuatro después de comer se fue buscando otras ofertas.

Entonces llegó Luján con ‘Lo que diga la rubia’, a la que le cancelaron el programa en una semana, visto y no visto. Como ya dije, yo creo que mejor habría sido cargarse a los ‘Valientes’ e intentar reformular el magacín, porque un magacín puede mutar todo lo que se quiera, y sino mirad a ‘Tal cual’ que ha cambiado de formato innumerables veces. Pero ese quizás no sea el mejor ejemplo, claro.

Ante el semejante hueco de dos horas dejado por la rubia decidieron plantarnos ‘Betty’, a dos episodios diarios nada menos, una serie que en su día no triunfó en la cadena, y claro, como ya dije, se avecinaba castañazo, y así ha sido. Una semana ha durado. ¿De verdad tenían la esperanza de que la audiencia se elevase con esto a un 6%?

Pero lo peor es lo que viene ahora, que es de traca. Para la semana que viene desplazan a ‘Valientes’ de la sobremesa, eso está bien, pero ponen en la sobremesa ‘Entre fantasmas’, y ¡con episodios de estreno de la quinta temporada! De verdad que no entiendo cómo piensan malgastar en la sobremesa los nuevos episodios de una serie que les funciona muy bien en prime time. Además, ¿he mencionado ya que hace unas semanas probaron con ‘Entre fantasmas’ y no les funcionó? Pues eso. Que podría venir alguien y decir que eso se debe a que antes eran episodios repetidos y ahora atacan con los nuevos. Cierto es. Pero lo que sería grave es que malgastasen los estrenos en una franja a la que nadie echa cuenta.

¿Qué será lo próximo, estrenar ‘House’ en sustitución de la Campoy?

Cuatro está sufriendo una grave crisis, sí, pero una crisis de identidad. Mientras su audiencia no para de demostrarle qué tipo de contenidos quieren ver en su cadena y cuales no, o más bien, a qué target deben ir dirigidos los contenidos, ellos se empeñan en dar palos de ciego intentando abrirse a otros grupos con culebrones horteras y magacines indecisos que no saben si quieren gustar a jóvenes o marujas y se quedan en el medio del camino, en un alarde de insipidez.

Que se aclaren ya y que dejen de programar al azar, porque así no les va a funcionar nada. Cuantas más pruebas de laboratorio erróneas arrojen cada semana, menos espectadores se pasarán por la cadena ni siquiera por curiosidad de ver qué echan ese día, no vaya a ser que les guste y al día siguiente se queden compuestos y sin programa.

En fin, ya sólo puedo recordar un eslogan de Cuatro y tuneándolo con interrogantes decir: Cuatro ¿deja de buscar? Se ve que no.

Cuatro emitirá ‘Ugly Betty’ por la tarde, se avecina castañazo

Si antes hablaba de la cancelación de ‘Lo que diga la rubia’, ahora echemos un vistazo a la panacea con la que Cuatro pretende cubrir ese hueco y mejorar los datos: ‘Ugly Betty’ (sólo ‘Betty’ en España).

El castañazo que se van a pegar va a ser de campeonato, y muy a mi pesar porque la serie me gusta. Casi tanto como el mítico que se pega Betty Suárez en el piloto contra el cristal de la sala de reuniones de Mode.

Cuando Cuatro estrenó la serie, por todo lo alto, la audiencia no se interesó por ella, se ve que ya habían tenido suficiente con la Betty original y la Bea española. Así, la serie penó por el prime time, cayó por debajo de la media mensual de share de la cadena y acabó despidiéndose en el late night. Ojo, y eso que era verano y no había tanta competencia. Esto fue en 2008 y desde entonces la cadena, que prometió que emitirían la segunda temporada como veis en el video del comienzo de la entrada, no ha vuelto a interesarse por la serie, hasta la fecha.

Si en aquel momento no funcionó, siendo muy promocionada y demás, no creo que lo haga ahora en este parche. Y emitir dos episodios diarios tampoco ayuda, porque aunque la serie original fuese una telenovela, esta no lo es, y como mucho deberían emitir un capítulo por día.

Además, se enfrenta a un problemón: el arrastre de ‘Valientes’. La franja de sobremesa es en la que más espectadores hay ante el televisor en toda la tarde, por eso es importante captarlos ahí, porque lógicamente se irán yendo poco a poco después de la siesta a hacer sus cosas, siendo lo normal que la audiencia vaya decayendo. Así pues, si la tarde inicia con el triste 4% de share que consigue ‘Valientes’, lo normal es que la audiencia del siguiente programa sea puro guano. Sigue leyendo

‘Lo que diga la rubia’: Análisis y cancelación

Tenía pendiente hacer un análisis del nuevo programa de Cuatro, ‘Lo que diga la rubia’, pero lo he dejado pasar un poco y ya me lo han cancelado. No obstante, aprovechando los últimos momentos del magacín voy a hacer este análisis, pero dadas las circunstancias me centraré sobre todo en los aspectos que han podido llevarlo al fracaso y qué podrían haber mejorado.

Antes de nada, quiero dejar claro que el programa era un magacín de los de toda la vida, por mucho que en las promos dijeran que no, y por mucho que ellos lo llamen “actually show” en las notas de prensa, el género del programa es un magacín aunque hayan intentado probar cosas distintas.

También quiero comentar que me parece muy equivocada la decisión de cancelar el programa de forma tan prematura, por varias razones, muchas de ellas de las de siempre.

Primero porque hay que tener en cuenta que las tardes, y otras franjas del day time, no son como el prime time que se pueda conquistar a base de intensas campañas de promoción. En las tardes entra en juego la fidelidad del espectador, y es absurdo pensar que de un día para otro un millón de personas vayan a cambiar sus hábitos y ver a Luján en vez de ‘Sálvame’. La conquista de las audiencias de la tarde es algo más lento y progresivo. Me parece que los de Cuatro han pecado de ingenuos al pretender que esto fuese la bomba de un día para otro. Un programa de este tipo necesita rodaje, darse a conocer poco a poco, dar tiempo al boca a boca e ir consiguiendo fieles.

Hay que fijarse también en que los datos que recibe de ‘Valientes’ son pésimos, y que la duración del magacín de Luján es demasiado extensa. Y además, es absurdo cancelar un programa sin tener un recambio decente que poner que poner. Aunque de momento los datos de ‘Valientes’ son mejores, creo que ese programa tiene más culpa y es el que debería estar ya más que cancelado.

Pero sobre todo, creo que la cancelación es un error porque un magacín de este tipo es un producto muy modificable, y ya que se ha hecho una inversión tan grande en él, tanto a nivel de recursos como de promoción e imagen, es una pena tirarlo a la basura y quedar tan mal ante el espectador. Mejor sería ir cambiando cosas, ir probando e ir mejorándolo poco a poco. Porque con ese mismo material se podría hacer un programa mucho mejor dándole ciertos ajustes de los que hablaré más adelante.

Así que creo que lo más coherente que podrían haber hecho es acortarle la duración.

El problema principal del programa es la indefinición, tanto de público como contenidos. Es una especie de híbrido entre ‘Sé lo que hicisteis…’ y ‘Tal cual lo contamos’ con el pijerío de ‘Channel nº4’, ¿y eso a qué público se dirige? pues ni a los jóvenes que veían ‘Fama’ ni a los que ven ‘SLQH’, pero tampoco a las amas de casa que gustan de magacines al uso como ‘Tal cual’ u otros más desbocados como ‘Sálvame’. Y los contenidos son los que provocan esa extraña mezcla de targets, pues intentan vendernos los ingredientes típicos del magacín con formas pretendidamente juveniles. Y es que hay cosas que no pegan.

Tanto rosa y tanto dorado espantan al público juvenil, porque en la apariencia estética el programa parece un ‘Channel nº4’, pero si las amas de casa se quedan a verlo se encuentran una especie de ‘SLQH’-‘El hormiguero’ que no es lo que ellas buscan, y así, ni gusta a los jóvenes ni gusta a las amas de casa.

Sobre la conductora, Luján Argüelles, no hay pega que poner, ella estaba fantástica como siempre, natural y divertida. Pero un programa no puede tener éxito sólo por un presentador carismático, y muchas cosas alrededor de ella han fallado o eran mejorables.

Tampoco un plató tan grande como el que le han puesto es factor de éxito, sobre todo si está desaprovechado como aquí. El decorado es bonito, un poco cursi eso sí, y al igual que el programa es un medio camino entre ‘Channel nº4’ y algo más juvenil.

Y luego hay otra cosa, que parecerá una tontería, pero que a mí me molestaba un montón, y es que cada dos por tres, metían ese golpe musical que decía “Ruuuubiiiiiiiia”, que una vez es gracioso y cien produce urticaria.

Pero metámonos ya en el ajo del asunto. El programa tiene buenas intenciones pero peca de ser poco cercano al público, y como ya dije antes no definir al público al que se dirige. En cierto modo da una sensación de ser un poco elitista.

Sigue leyendo

Las tardes de Cuatro están perdidas y sin sorpresa

Si el otro día hablaba del lío que tiene Cuatro con su access y sus noches, la situación de sus tardes no es mejor, y hoy toca hablar de eso.

Ya hemos pasado las cinco jornadas laborables correspondientes a la primera semana de Cuatro desde que acabó ‘Fama: a bailar’ y con su nueva oferta en la parrilla.

Ha sido una semana extraña, con un buen batacazo, mucha programación de relleno y cambios repentinos. Pero vayamos por partes.

La principal novedad de las tardes era el estreno del serial ‘Valientes’ que tuvo lugar el lunes. Y podemos decir sin equivocarnos que ha sido un rotundo fracaso. La serie comenzó con un triste 5,1% de share en su estreno, pero lo peor es que después bajó más aún. Estos son sus datos de audiencia.


Con estos resultados, no sería de extrañar que Cuatro se la cargase en cuanto tuviese algo mejor que poner, que al parecer no lo tiene.

Otra novedad de la cadena es la nueva etapa de ‘Password’ conducido por Ana Milán. Sus resultados son difícil de interpretar ya que se ven supeditados a los malos datos que ha recibido esta semana de sus predecesores de parrilla, pero lo que podríamos decir es que más o menos ha mantenido los índices de audiencia que venía haciendo Luján Argüelles.

Y ahora viene lo mejor, esa franja entre ‘Valientes’ y ‘Password’ donde Cuatro ha tenido esta semana un disloque de campeonato.

El lunes tenían anunciado que emitirían una reposición de ‘Entre fantasmas’, pero en lugar de eso, sin previo aviso emitieron ‘Reforma Sorpresa’, por sorpresa. El programa no obtuvo  buen resultado con un 4,1%.

El martes, cuando el episodio de ‘Valientes’ ya era más corto, decidieron volver al plan de emitir ‘Entre Fantasmas’ seguido de ‘Reforma sorpresa’. La serie de Jennifer Love Hewitt emitió el primer episodio de la tercera temporada, ya bastante antiguo, y consiguió un bajísimo 2,7%, y después ‘Reforma sorpresa’ se quedó en un 3,9%. El miércoles siguió la misma oferta y ‘Entre fantasmas’ anotó un 3,2% y el programa de Nuria Roca un 3,8%.

Entonces llegamos al jueves y la cosa se trastorna más aún. Nos salen con que van a poner reposiciones de ‘Perdidos’. Así, el jueves comienzan a emitir la serie, pero ¿qué episodios? Ahí está la gracia. Los episodios del jueves, tres, no tenían mucha conexión entre sí. Concretamente fueron: 3×23 – A través del espejo (Parte 2), 4×05 – La constante y 4×14 – Como en casa en ningún sitio (Parte 3). Es decir, los finales de las temporadas 3 y 4, y en medio un capítulo suelo, uno de los mejores de la serie, eso sí.

Sigue leyendo

‘Valientes’ y ‘Password’ en las nuevas tardes de Cuatro, Luján todavía no

Mañana lunes, día 25, las tardes de Cuatro sufren varios cambios. Ello se debe a que el reality estrella de la cadena llega esta noche a su fin, por lo que deja libre su hueco en la parrilla. Además, las emisiones de ‘Reforma sorpresa’ también están en descanso. Así, a la cadena llega una nueva propuesta y un cambio. Para la otra novedad habrá que esperar.


Abriendo la tarde, a las 15:15 se estrena ‘Valientes’, un culebrón basado en otro homónimo que fue un éxito de la televisión argentina. Sí, como ‘Los exitosos Pells’ que duraron en Cuatro menos que un caramelo en la puerta de un colegio. No quiero ser agorero pero no entiendo cómo Cuatro sigue erre que erre apostando por los culebrones diarios, está claro que su público no busca eso en la cadena, y que el público de los culebrones no busca esos contenidos en Cuatro. Prometen amor y venganza, y sobre todo mucha cacha masculina.
Sigue leyendo