Pilladas “off the record”

Estos días ha saltado una polémica que poco y mucho tiene que ver con la televisión. El tertuliano catalán Salvador Sostres fue grabado durante un descanso del programa ‘Alto y claro’ de Telemadrid haciendo unas declaraciones un tanto soeces. Estas declaraciones, más allá de su mal gusto, no tienen mayor trascendencia que la de una conversación de bar un tanto vulgar.

El quid es que este tipo de conversaciones que se mantienen “off the record” no deberían trascender ni filtrarse, suponemos que por unos compañeros poco solidarios, o que simplemente están hartos de cierto personaje y quieren hacerle la puñeta.

La conversación en sí no me parecería que tuviese más importancia salvo la gracia de ver las reacciones de Isabel San Sebastián ante tal cantidad de burradas, de no ser porque en el video queda patente que se estaban diciendo delante de un buen puñado de niños que visitaba en el plató. Ni en televisión ni fuera, por sentido común y por educación, deberían tenerse tales conversaciones delante de niños. Que Sostres diga estas cosas no lo censuro, porque es parte de su perfil de contertulio y lucha con ahínco por mantener esa imagen provocadora sí mismo, pero que cuide donde las dice.

Por lo demás, nada interesante sobre la polémica, pero es una buena excusa para recordar otras pilladas off the record, otras que también fueron polémicas y algunas bastante más amables. Pero tranquilos, no meteré el ultravisto “¡¿Pero esto qué es?!” de Matías Prats.

A Beatriz Pérez Aranda del canal 24h la pillaron haciendo el tonto a cámara, pero mucho. Ella haciendo cucamonas y ¡zas! entra en directo. Su cara es un poema, pero salió adelante como pudo.

Seguir leyendo

‘Tengo una pregunta para usted’ arrasa con Zapatero

zapatero

Era de esperar, en vista de los resultados de la intervención del Presidente en la primera edición del programa, que ‘Tengo una pregunta para usted’ iba a arrasar en cuanto a audiencias y expectación.

El programa presentado por Lorenzo Milá congregó a 6.432.000 espectadores, promediando un 30,5% de share, convirtiéndose en la emisión del programa con más espectadores y llevando a La 1 a liderar el día con holgada ventaja. Le quita el puesto de honor a la edición de Rajoy que fue vista por 6.338.000 espectadores, aunque obtuvo mayor porcentaje, un 34,9%.

Esta ha sido la segunda intervención de José Luis Rodríguez Zapatero en ‘Tengo una pregunta para usted’. La primera fue vista por 5.834.000 espectadores y un 30,3% de share.

Otras ediciones han obtenido resultados menos notables, como la de Llamazares, Durán y Carod (4.105.000 y 22,2%), la de Luis Aragonés, por aquel entonces seleccionador nacional de futbol y el único político que ha acudido al programa (2.491.000 y 13,5%), la de Gallardón (2.952.000 y 17,3%) o las de los presidentes autonómicos, emitidas por desconexiones y variados resultados.

En vista de los resultados de todas las ediciones, se hace patente que el formato del programa, original de la cadena TF1 francesa, es bueno, pero que el éxito del programa depende casi totalmente del interés que suscite el entrevistado.

Además, en vista del altísimo resultado, parece que no era necesaria la contraprogramación que evitaba la confrontación con el futbol. ¿O acaso preferirían los españoles el deporte rey antes que la información? Quién sabe.

Del mismo modo que la televisión pública es el marco lógico para este tipo de programas que, afortunadamente para ellos, además de prestar servicio público consigue buenas audiencias, deben ser conscientes en el Ente que también tienen el deber de emitir otros contenidos necesarios pero más minoritarios, como ya comenté en la entrada sobre Los Goya y el cine español en TVE.