El poco interés televisivo del futbol

Hacía ayer Chicadelatele una pequeña pero interesante reflexión sobre cómo las cadenas dan por perdido el prime time cuando las rivales tienen futbol, pero también sobre cómo los críticos y medidores de audiencia ignoran por completo estos eventos deportivos a la hora de hablar de los duelos de prime time y esas cosas.

Y aquí vengo yo a darme por aludido como “crítico” de televisión.

Yo realmente no hablo del deporte, aparte de porque no me guste, porque realmente no tiene más incidencia en el juego de audiencias que, como decía Susana, que los programas de prime time de las cadenas rivales aguanten su inicio hasta las 11 para no morir ahogados… y poco más.

Los deportes, en especial las competiciones masivas tipo Champions, Eurocopa o Mundial, no despiertan en mí mucho interés en cuanto a programación porque simplemente son cartas seguras. Tú compras los derechos de tal evento, pagas tanto y sabes que seguro vas a tener a tantos espectadores. No es algo demasiado arriesgado, como puede ser crear una serie que te puede funcionar o resultar que nadie la ve.

Con el futbol no hay tanto misterio, sabes que si tienes un partido gordo de Champions te va a funcionar sí o sí, metas o no publicidad, trates mejor o peor la retransmisión, sean o no interesantes los espacios de Previo y Post, o tengas los comentaristas que tengas. Son factores que enriquecen o empobrecen la retransmisión, sí, pero nadie va a ver o dejar de ver un partido por quién sea el comentarista.

Al final las retransmisiones deportivas sirven para inflar el share mensual de la cadena, pero no afectan de manera importante el desarrollo de la misma ni su estrategia de contenidos o programación.

Por ejemplo, a Cuatro emitir la Eurocopa le vino muy bien, le subió la media mensual hasta un 13%, lo cual debió ser un orgullo para ellos y una inyección de moral, pero acabado el campeonato, baja el share ineludiblemente y vuelta a la realidad.

Es una carta segura, y la gente lo sigue sea por su canal favorito o por una cadena que no suele ver. Choca por ejemplo que Telecinco emita deporte, pues no es lo que suele gustar al target de la cadena de ‘Sálvame’, pero el futbol tiene eso, que la gente lo ve sea donde sea.

Por tanto, comprar o no derechos deportivos es más una cuestión de liquidez, de cuánto dinero dispone mi cadena para comprar derechos y si creo que el precio que voy a pagar merece la pena por los puntos de share que me va a reportar. Nada más.

Algo parecido pasa con otros productos televisivos como son las grandes películas taquilleras, los blockbusters, de los que tampoco solemos hablar sobre cuándo se emiten por televisión. Sí, estas películas te pueden levantar una noche, pero una vez se acaba estás igual que antes. No es un elemento que, por su continuidad sirva como apoyo para una estrategia de programación, como sí lo pueden ser una serie o un reality. Como el deporte, los taquillazos son apuestas más o menos seguras, tanto pagas, tanta audiencia tendrás.

Pero como en todo, con esto también hay que tener medida, tener cuidado con no comprar demasiado, porque la rentabilidad del deporte también tiene un límite y te puedes acabar viendo con el agua al cuello por haber comprado más de lo que debías. En esos casos siempre es bueno tener amigos poderosos que saquen leyes de TDT de Pago que te resuelvan la papeleta.

Por tanto, como crítico me interesan más otros proyectos, que aunque no vayan a encandilar a las masas, sí que van dirigidos a crear una estrategia de programación, una fidelización de audiencia o una imagen de marca, aunque sean granitos pequeños en un canal perdido de la TDT. Y me interesa también analizar nuevas propuestas que puedan acabar estando bien o siendo auténticos bodrios o ver cómo evolucionan las audiencias según los cambios de las parrillas.

Anuncios

4 comentarios

  1. Buena reflexión la tuya desde el punto de vista económico. Desde luego hay algunas cadenas que pueden acabar medio arruinadas por culpa de una mala inversión en deportes, lo hemos visto con el próximo mundial.

    En cualquier caso, cuando hablaba de la escasa atención que la crítica prestaba, entre ellos me incluyo, me refería más a eso que hacemos de medir el prime time de forma diferente los días que hay fútbol. En principio esta franja horaria debería empezar a las 22:00-22:30, sin embargo, nosotros hacemos la vista gorda, del mismo modo que hacen los canales, y tomamos la franja en función de los programas y no de los horarios, que es como inicialmente nació. Más que una crítica a la falta de atención que reciben estas retransmisiones, mi entrada iba más por el lado de la reflexión sobre este punto.

  2. Estoy de acuerdo, un evento deportivo aumenta el share, sobre todo en el caso del fútbol aunque las cadenas han encontrado un filón con la Fórmula 1 y las motos, pero la identidad de la cadenaqueda al margen. El caso de Telecinco con el fútbol es extraño, pero entiendo que se lanzasen a dar partidos porque saben que la gente los verá. Y, el prime-time queda aparte porque si en una cadena dan fútbol, la cadena rival va a etrasar el prime-time hasta que el partido acabe. Mi ex-cadena amiga era especialista en ello.

  3. Totalmente de acuerdo, pero no creo que sea aplicable en el futuro a largo plazo. Los segmentos jóvenes cada vez ven menos fútbol, supongo que porque ahora hay más oferta de ocio y la consola, internet y otras ventanas de entretenimiento quitan audiencia hasta al fútbol.

    Las cadenas tendrán que buscar otro contenido killer, porque los clubes de fútbol son ‘cortoplazistas’ y no se van a preocupar si pierden audiencia…

  4. @chicadelatele bueno es que normalmente hacemos comparaciones entre las ofertas “fuertes” de la noche en cada cadena, aunque muchas veces no llegan a emitirse en los mismos horarios. También ejemplo de ellos son las diferencias de horarios entre cadenas, por ejemplo en Cuatro el prime time empieza a las 22:30, o más bien su apuesta fuerte, y siempre medimos eso, aunque en realidad prime time estrictamente hablando también sería gran parte del Hormiguero.

    @Teléfila sí, sí lo de retrasar el prime time cuando hay partido es mortal… pero no sólo en Telecinco, Cuatro también alarga el Hormiguero hasta lo indecible cuando hay futbol… He llegado a ver series empezar a las 11 y pico.

    @Miguel Angel, pues yo opino lo contrario, creo que otras cosas como las series sí convierten en más minoritarias, pero de momento el futbol parece que no se resiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: