Previo: ‘Tu cara me suena’ Vs ‘Tierra de lobos’

Esta noche hay dos estrenos interesantes en las parrillas españolas: por un lado Antena 3 lanza su nuevo programa ‘Tu cara me suena’ y por otro Telecinco emite el comienzo de la segunda temporada de ‘Tierra de Lobos’. Ninguna de las dos ofertas me parece interesante como espectador, pero sí es interesante el duelo en que se van a batir.

De un lado del ring tenemos a un concurso que parece que será bastante casposo, una mezcla entre ‘Cantas o qué’ y ‘Lluvia de estrellas’. Muy noventero, pero de los noventa malos. Al otro lado, una serie no muy buena, culebronera y con una ambientación que produce vergüenza ajena con ese “salvaje oeste de extremadura”. ¿Quién ganará?

Yo vaticino un enorme batacazo de la propuesta de Antena 3 que beneficiará bastante a la oferta de Telecinco. Aunque yo pienso ver el programa musical, para reirme un rato y comentarlo por twitter.

He hecho una mini-encuesta-porra por twitter y esto es lo que la gente ha opinado:

Como veis, nadie le da mucho crédito a ‘Tu cara me suena’, siendo queridatele el más pesimista de todos. Si aún no habéis participado podéis hacerlo en los comentarios, eso sí, antes de que comience la emisión de ambos productos. No habrá premio en metálico pero sí mucha gloria televisiva.

Los “programas mártires” y la balanza autorreguladora de la publicidad

El mercado televisivo vive una época agitada en la que la competencia es atroz. Las cadenas necesitan conseguir espectadores, y para ello gastan grandes cantidades de dinero en superproducciones, dinero que tiene que amortizar mediante los bloques publicitarios que interrumpen dichas producciones. Pero a la vez, las cadenas deben evitar que esa carga de anuncios haga marchar a la audiencia y la superproducción sea un fracaso y una consecuente pérdida económica.

Esta reflexión parte del post que Chicadelatele escribió ayer en su blog sobre la autorregulación de la publicidad, y que os recomiendo que leáis antes para comprender mejor de qué estoy hablando.

Como ella, yo también creo que, al margen de organismos oficiales u asociaciones, quien va a regular la carga publicitaria que soporte un programa será el propio mercado. Esto es, las cadenas tenderán a la autorregulación.

Antaño había poco donde elegir, unas pocas cadenas, y si la que te gustaba ponía bloques enormes de anuncios, tú te los tenías que tragar. Ahora la audiencia no aguanta tanto, pues tiene a su disposición casi una treintena de canales, DVDs y discos duros cargados gracias internet. Por tanto las cadenas tienen más competencia y tienen que ser más cuidadosas con aquellos incautos que se atrevan a sintonizarlas. No ya por tener complacido a su público, sino por su propio bien.

Las cadenas hacen sus ingresos gracias a la publicidad, la cual se rige por las audiencias mediante el temidísimo share.

Es un hecho que los espectadores salen espantados a hacer zapping durante los anuncios, lo cual hace que baje la media del programa en ciernes. Así, si el programa está muy cargado de anuncios baja más, y si por culpa de esto el resultado de share es muy bajo, entonces la cadena tendrá más difícil vender espacios publicitarios para sucesivas entregas de la serie o programa. No es igual de goloso para los anunciantes un 11% que un 16%, eso está claro.

Por esto se dan estrategias como los estrenos sin publicidad. Es una apuesta arriesgada claro, porque has pagado por la producción de un episodio al que no le vas a sacar rentabilidad mediante anuncios ese día, pero así el dato de audiencia del estreno será mejor, más exitoso, y por tanto habrá más anunciantes deseosos de que sus marcas interrumpan tu producto.

En su post, Susana pone el ejemplo de ‘CSI’, que la otra noche fue emitida por Telecinco con tan sólo un corte justo después de los créditos, para luego dar el resto del tirón. Y si Susana se sorprendió de esto significa que no es usual, porque ella es de las que ven ‘CSI’ en Telecinco desde tiempos inmemoriales. Entonces, ¿a qué se debe esta escasa publicidad? ¿es un intento de la cadena amiga por congraciarse con sus espectadores y hacerles menos tedioso el visionado de la serie de forenses? Claramente no, todo tiene su explicación.

Hace un tiempo nadie discutía el liderazgo de los forenses en las noches de los lunes, pero de un tiempo a esta parte La 1 viene mojándole la oreja a Telecinco, a lo que hay que sumarle que las ofertas de Antena 3 y Cuatro en la noche también recogen unos buenos puntos de share. Y así la audiencia de la franquicia ‘CSI’ está viéndose minada poco a poco, y algo hay que hacer para aguantar el tipo y que no muera la gallina de los huevos de oro. Entonces reducir la publicidad, y por tanto, los minutos que puntúan más negativamente en cuanto a share, hacen que la media del programa salga mejor parada.

Todo se rige por balances, y para que los anunciantes estén dispuestos a pagar equis por unos segundos de emisión durante tu serie, tu serie deberá marcar equis de share, o sino el precio de los anuncios bajará. La ley del mercado, de toda la vida.

Así, las cadenas hoy día deben buscar ese equilibrio, colocar en la balanza las proporciones exactas de anuncios para que no deterioren al producto pero siga saliendo rentable. Autorregulación.

Es en este punto donde entra en juego una nueva práctica televisiva, una nueva estrategia para engañar al “sistema”. Es lo que yo llamo los “programas mártires”, una serie de espacios creados para llevarse de palos, inmolarse ante la audiencia y cosechar audiencias penosas para que otros programas puedan salir airosos. Ojo, el término “programas mártires” me lo he inventado yo, así que si queréis usarlo igual llamo a la SGAE para sacarle partido.

¿Cuáles son estos programas mártires a los que me refiero? Veamos unos cuantos ejemplos.

Subdivisión de programas. Empieza ‘El Hormiguero’, nos comemos un bloque enorme de anuncios, y luego vuelve a empezar, esta vez de verdad. ¿Qué pasa? Tenemos un mártir inmolándose. La cadena subdivide el programa en dos, por un lado ‘El hormiguero: Next’, que no es más que una avanzadilla y un montón de anuncios, y luego ‘El hormiguero’ en sí. Con esta división, los bajos datos de audiencia que provocan los anuncios en la versión “next” no afectan al programa, y así la media de ‘El hormiguero’ es mejor que si se midiese como un programa único. Otro ejemplo son los “En capítulos anteriores” de series como ‘Física o química’ y ‘El internado’, que actualmente computan separadas de sus respectivas series y se comen el marrón de los anuncios.

‘Vuélveme loca, esta noche’, reposiciones y otras medidas contra el futbol. Hace poco Telecinco “estrenaba” el programa una edición de access prime time del ‘Vuélveme loca’ del fin de semana. A priori esto no tenía sentido, ni es público para la franja, ni tiene objeto colocar un producto así de aislado en la parrilla, a una hora que no dice nada. El movimiento tenía otro objeto, ‘Vuélveme loca, esta noche’ actuaría de relleno durante el tiempo que dura el futbol, evento que arrasa en audiencia, y aguanta el tipo para que ‘Tierra de lobos’, el producto que la cadena quería mimar, no sufra los envistes de la audiencia con semejante competencia. No creo que nadie esperase de ‘Vuelve loca , esta noche’ un buen resultado. Era un mártir que se sacrificaba por los demás, y Telecinco lo eligió porque es un programa ya existente y ¿para qué crear algo nuevo y colocarlo en una franja destinada al fracaso? Esto no es nuevo, cuántas veces no habremos visto reposiciones de ‘Escenas de matrimonio’ o cualquier programa de access ser estirado hasta que se come el prime time enterito con tal de que la ficción estrella de la noche no compitiese con una prórroga futbolera.

Sigue leyendo

Tras el estreno de las series americanas ¿quién está en peligro?

Con los estrenos de las series americanas aún calentitos, tenemos en la mano los datos de audiencia y demográficos que cada una ha marcado en su estreno la pasada semana. Aún es pronto para preveer cuáles mantendrán su éxito y se harán con el favor de la audiencia, pero algo sí que podemos ir intuyendo, y con tan sólo una semana ya hay series con un pie puesto en el cementerio de la cancelación.

En líneas generales, como era de esperar la CBS sigue su racha de éxitos, series poco novedosas pero muy en la línea de la cadena, de las que gustan a su target y que triunfan como las que ya tenían. Y en las otras cadenas, unas de cal y otras de arena. No obstante, no hay ningún éxito desmedido, pero sí descalabros estrepitosos.

Estrenos en peligro de cancelación

‘Lone Star’ (FOX). Sin duda, el fracaso más estrepitoso del año. Estrenarse con 4.064.000 espectadores es malo, pero si encima tenemos en cuenta que la serie tenía como lead-in a un ‘House’ que abrió temporada con 10,5 millones de fieles, la caso pinta aún peor. Era el estreno que más ganas tenía de ver, pero en vista de los datos, creo que no voy a probar suerte para que en breve me deje tirado.

‘Outlaw’ (NBC). Pese a estrenarse con una más que buena cifra de 10.895.500 espectadores, la serie está en peligro. La buena cifra del estreno se debió a que se emitió en miércoles y tras la final de ‘America’s got talent’. Sin embargo, el segundo episodio, ya en la noche del viernes cayó hasta los 4.990.000 espectadores. No es una cifra desastrosa para la noche del viernes pero si sigue bajando, que bajará, lo tiene complicado, más teniendo en cuenta el ridículo 1,1 en los demográficos conseguido en ese segundo episodio.

‘My Generation’ (ABC). La noche del jueves es la más competitive y fuerte, y si en ella flaqueas, lo tienes duro. Esta serie tipo falso documental que sigue las vidas de  un grupo de jóvenes, anotó 5.220.000, un dato muy bajo para ser un telonero aceptable para los médicos de ‘Anatomía de Grey’. Si a eso añadimos que queda empatada en los demográficos con ‘The Vampire Diaries’ con 1,6 puntos, la cosa pinta peor.

‘The Whole Truth’ (ABC). Tras una noche de comedias que funciona a las mil maravillas en la cadena del abecedario, llega a última hora de la noche este drama legal, y se descalabra con 4.910.000, tras heredar 8,3 millones de ‘Cougar town’. Otra candidata a la cancelación.

‘Running Wilde’ (FOX). En la misma noche que se emite ‘Glee’, la FOX ha estrenado dos comedias, siendo la segunda de ellas la que peor dato ha obtenido, con una escueta cifra de 5.870.000 espectadores, que no la pone en grave peligro pero sí en la picota.

Estrenos exitosos

‘Mike & Molly’ (CBS). Lo nuevo de Chuck Lorre se ha estrenado con 12.242.000 espectadores siguiendo a ‘Dos hombres y medio’ tomando el testigo de su éxito, tal como se esperaba. Esa cifra y los 3,9 puntos en los demográficos la convierten en el mejor estreno. Sigue leyendo

Audiencias de temporada con fundamento

Cumpliéndose ya una semana desde que Arguiñano cocina en Antena 3, había pensado en escribir hoy sobre cómo ha sido su acogida por parte del público, pero luego he pensado que, ya puestos a hablar de audiencias, porqué no echarle ojo a las audiencias en general, porque nunca está demás hacer repaso de su comportamiento, sobre todo ahora en estos primeros momentos de la temporada, y ver qué duelos interesantes se presentan.

Mañana

‘El programa de Ana Rosa’ sigue siendo el magacín más visto con diferencia, en cambio ‘Espejo público’ ha podido en septiembre superar el bache veraniego y posicionarse como segunda opción, superando a ‘La mañana de La 1’. Ana Rosa Quintana se mueve entre el 17-16%, Susanna Griso entre el 14-13% y Mariló Montero entre el 12-11%.

Más avanzada la mañana, nos encontramos el pulso entre ‘La ruleta de la suerte’ y ‘Mujeres y hombres y viceversa’, que esta temporada está igualadísimo aunque el concurso de Jorge Fernández sigue superando al dating-show de Emma García. Y después de esto, ‘Los Simpson’ se llevan de calle el último tramo de la mañana, seguidos por el duelo entre ‘Corazón’ en La 1 y ‘De buena ley’ en Telecinco, también muy igualado.

Por su parte, Cuatro sigue obteniendo buenos resultados con los múltiples episodios que emite de ‘Alerta cobra’, pero en cambio ‘Las mañanas de Cuatro’ no remontan y siguen sin superar el 5% con facilidad. Mientras, la oferta de laSexta sigue siendo la más débil. Probaron a emitir cine antes del informativo, pero los resultados fueron nefastos y tuvieron que volver a los clásicos ‘Crímenes imperfectos’.

Tarde

La principal novedad de las tardes es, como ya dije en la introducción, la incursión de ‘Karlos Arguiñano en tu cocina’ en el último tramo de la tarde de Antena 3. Yo reconozco que tenía mis serias dudas de que un programa de cocina pudiese funcionar fuera de la mañana, pero las cifras han hablado y el programa ha sido todo un éxito. Sus datos de audiencia  (17%, 16’2%, 17’6%, 17’6% y 17%) mejoran bastante los que venía haciendo ‘El diario’ y han superado de largo los de ‘Pasapalabra’ que se ha quedado entre el 14% y el 16%. No obstante, el talk show de Sandra Daviú apenas ha variado sus datos pese a cambiar de horario, manteniendo las cifras en torno al 13% que venía haciendo, a excepción del jueves que subió al 15%. Sigue leyendo

La nueva barrera del share satisfactorio y el multipase

Hace un par de temporadas se hablaba del 20% de share como la barrera de audiencia que todo programa de las grandes cadenas debía pasar si quería tener asegurada su continuidad en la parrilla.

Pero los tiempos han cambiado, y ese 20% bajo el cual los datos eran inaceptables, fue rebajándose con el tiempo, para ser aceptable un 18%, un 15%, o incluso manteniéndose en pantalla programas cuya audiencia es de un solo dígito.

Más ahora, con la invasión de nuevos canales, es inevitable que estas barreras psicológicas de audiencia desciendan más aún. Y es que si nos encontramos en que, de repente, el panorama televisivo está compuesto por casi diez nuevos canales, y el pastel de audiencia inevitablemente quedará repartido entre más comensales. Por poca audiencia que consigan estos canales, que será de entre 1% y 0,5% al principio, entre todos ellos sumarán entre un 5% y un 10%, y esa audiencia será restada de los canales ya existentes.

Así las cosas, a partir de ahora posiblemente podamos considerar como un éxito que un programa obtenga medias en torno al 14% y 16%, y nos iremos acostumbrando a que un resultado de un 10% sea aceptable. Sigue leyendo

‘Decídete’, señor programador

Hace no demasiado tiempo se estrenó en Antena 3 ‘Decídete’, una oferta con la que intentaron impulsar sus tardes y que ha tenido tan poco éxito que ya está fuera de parrilla. Ni dos semanas ha durado. Y yo pienso que no estaba tan mal este talk show presentado por Susana Molina.

La mayoría de las críticas se han centrado en llamarlo una mala copia de ‘El diario’, y creo que esta comparación es algo injusta. Evidentemente no le llega a ‘El diario’ ni a la suela del zapato, pero es que también hay que tener en cuenta que ese programa lleva años y años en antena por lo que tiene una experiencia y un rodaje que hacen que funcione como un reloj.

Sí, el programa no era gran cosa, le faltaba tirarse más a la piscina y muchas historias eran un poco ridículas. Tampoco estaba tan lejos de otros talk shows…

Pero nadie ha puesto el acento sobre algo que creo que ha sido una de las claves de su fracaso: su programación.

Pienso que el principal problema con el que se ha enfrentado ‘Decídete’ ha sido su ubicación en la parrilla. Entre medias de ‘Tal cual’, ni antes ni después. Y si ‘Tal cual’ fuese un programa que arrasase en audiencias, colocando el talk show en medio podríamos conseguir que mantuviese la audiencia. Pero siendo el magacín un programa con una audiencia muy pobre irremediablemente ‘Decídete’ se verá arrastrado, ya que no se beneficia ni por delante ni por detrás de su compañero de parrilla.

Por tanto no sé a quién extrañaron sus datos de audiencia, ni entiendo qué mente preclara tuvo esta fantástica idea.

Y es que ya tenemos antecedentes de que eso de partir un magacín por la mitad metiendo un programa en medio no funciona. Lo intentó hace no demasiado tiempo Telecinco. Concretamente fue en el verano de 2008 cuando colocó ‘Yo soy Bea’ y ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ en medio de ‘Está Pasando’. La prueba no tuvo el menor éxito y la cadena reestructuró su oferta de tarde.

Por eso, le diría un “decídete” al programador que tomó esta decisión. Supongo a que esta decisión obedecía al miedo de que el programa no fuese lo suficientemente fuerte como para colocarlo en la sobremesa, y por otro lado colocarlo entre ‘Tal cual’ y ‘El diario’ tenía el peligro de saturar a la gente con dos talk shows seguidos. Pero desde luego, la decisión salomónica tomada no era la acertada. Inténtenlo antes o después, pero eso no.

Aquí os dejo una tabla con sus datos de audiencia, en negrita marcados máximo y mínimo.

Ronda de renovaciones y cancelaciones en EE.UU.

southland

Ya son varias las series americanas de la temporada que han conseguido renovar por la temporada completa, y eso con sólo unos pocos capítulos emitidos. También ha habido quienes han corrido peor suerte y han caído en la temida cancelación.

La primera serie en conseguir este honor fue ‘Glee’ en FOX, que recibió el encargo de toda la temporada. Una serie que pese a no tener una audiencia muy elevada, arrasa en los demográficos.

Posteriormente fueron los dramas ‘The Good Wife’ y ‘NCIS: Los Angeles’ en CBS quienes renovaron. Ambas son los mejores estrenos de la temporada en cuanto audiencia. ‘NCIS: Los Angeles’ conserva la audiencia de su precursora, ‘NCIS’, y se mantiene en los 17 millones mientras ‘The Good Wife’ hace lo propio entorno a los 13.

Finalmente ABC renovó tres de sus cuatro comedias del miércoles, ‘The Middle’, ‘Cougar Town’ y ‘Modern Family’, mientras que sobre la otra comedia, ‘Hank’, no se han pronunciado. Las comedias de la ABC se estrenaron muy fuertes pero han ido perfiendo fuelle. La que se mantiene mejor en ‘Modern family’.

En el lado negativo, sólo una serie nueva ha sido cancelada, la producción de Ashton Kutcher para The CW, ‘The Beautiful Life’. Tras tres capítulos, y cuatro más rodados, la serie salió fulminantemente de parrilla. Se llevó el dudoso honor de ser la primera cancelación del año.

Por otro lado, algo bastante raro. La NBC, tras renovar a ‘Southland’ en los Upfronts de mayo, ha decidido cancelarla ahora, y en su lugar seguirá emitiendo los reportajes de ‘Dateline’. Al parecer, a los ejecutivos de la NBC no les han gustado las nuevas entregas de ‘Southland’. La serie iba a cambiar este año, centrándose en pocos personajes en lugar de ser coral. Otros apuntan a que la nueva temporada era muy “oscura” como para emitirla en el horario de las 9 de la noche, y que es un producto más para las 10, hueco que ocupaba el año pasado y que este año está cubierto por Leno. Sin duda una decisión extraña.

¿Quién será el siguiente en caer?